Ampliar periodo de amortización de hipotecas

Ampliar periodo de amortización de hipotecas

Ampliar el periodo de amortización de la hipoteca: ¿una solución?

 

¿Qué es ampliar el periodo de amortización de una hipoteca?

Como su propio nombre indica, ampliar el periodo de amortización de una hipoteca es alargar el plazo de duración de la misma para obtener una reducción en el importe de las cuotas mensuales. A cambio, el titular del préstamo tendrá que abonar más intereses y, además, hacer frente a una serie de gastos adicionales.

 

¿Es una solución realmente interesante?

La ampliación está indicada para quienes sufren una reducción de sus ingresos periódicos, ya sea por desempleo o por otras circunstancias. Para no verse inmerso en problemas, reduce la cuota y puede seguir pagando. Por mostrar un ejemplo, alguien que haya suscrito una hipoteca de 100.000 euros al 1,5 % de interés y con un plazo de 20 años pagaría una cuantía mensual de, aproximadamente, 480 euros. Si amplía el plazo tan solo 5 años, la cuota bajaría a unos 399. Como puede verse, no es una reducción demasiado significativa. Pero, si el préstamo fuera de 200.000 euros, el descenso de la cuota se multiplicaría, igualmente, por dos.

 

¿Qué gastos conlleva ampliar el periodo de amortización de una hipoteca?

Para realizar esta operación financiera es necesario suscribir una escritura de novación del préstamo cuyo importe corre a cargo del interesado. Además, seguramente el banco cobrará una comisión, pero esta no podrá superar el 0,1 % del capital pendiente. Igualmente, habrá unos gastos de notaría, de gestoría y de registro.

 

Otras soluciones

Aparte de ampliar el periodo de amortización de la hipoteca, existen otras alternativas en caso de no poder pagarla. Quizá la mejor sea suscribir un seguro de desempleo al suscribirla. De esta forma, si el titular se queda en paro, la compañía aseguradora cubrirá el importe de las cuotas. Igualmente, puede solicitarse una carencia total o parcial. La primera consiste en pedir al banco que deje de cobrar las cuotas durante un tiempo, pero este no suele prestarse a ello. Más fácil es que acepte una carencia parcial con el pago solo de los intereses del préstamo contratado.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 22/01/2019