Viajar con alojamiento gratis

Viajar con alojamiento gratis

Couchsurfing y otras alternativas económicas a tener en cuenta

En los últimos años, varias opciones para ahorrar costes a la hora de viajar se han extendido considerablemente. Una de ellas es el Couchsurfing. Aparte de ser el nombre de una web, este anglicismo designa una práctica consistente en ofrecer cama o sofá a viajeros de forma gratuita.
El funcionamiento es muy simple. El interesado en ofrecer su espacio a viajeros reacios a desembolsar grandes cantidades de dinero a cambio de alojamiento se anuncia en esa web, o en otra de las que ofrecen servicios similares -cada vez son más numerosas-, y pronto empieza a recibir preguntas sobre su disponibilidad en ciertas fechas.
Por su parte, el interesado en encontrar espacio disponible debe ponerse en contacto con el anunciante y acordar con él la hora de llegada. Antes de eso, es recomendable informarse sobre la persona que ofrece el alojamiento -en la misma página hay perfiles para ello-, y los comentarios y valoraciones que ha recibido de otros viajeros. De esta forma, evitamos desagradables sorpresas de última hora.
Debido al volumen de comentarios y valoraciones que aloja, y al número de usuarios que utiliza Couchsurfing, ésta es una de las mejores alternativas, aunque no la única, como hemos mencionado anteriormente. Otras opciones igualmente recomendables podrían ser BeWelcome o Stay4Free.
Otra alternativa para viajar de manera económica es el intercambio de casas. Sitios como IntercambioDeCasas, GuestToGuest o HomeForHome te dan la posibilidad de ofrecer tu hogar y ponerte en contacto con alguien que haga lo mismo en el destino al que pretendes viajar.
Aunque no son pocas las voces que alertan de los riesgos que conlleva que un desconocido se aloje en nuestra casa, es cierto que las dos personas que realizan el intercambio están en hogares ajenos, lo que facilita que ambas partes traten de forma cuidadosa los espacios a su disposición.
En cualquier caso, siempre es recomendable informarse previamente de los comentarios y valoraciones sobre los usuarios que se hospedarán en tu casa, al igual que ocurre con el couchsurfing.
Una tercera vía bastante popular en los últimos años es realizar algún trabajo a cambio de alojamiento y comida en nuestro lugar de destino. De esta forma, y a pesar de que no estemos ante el empleo que siempre hemos soñado, ahorramos costes y al mismo tiempo estamos haciendo algo provechoso. Ejemplos bastante interesantes son trabajos en granjas ecológicas de todo el mundo -ofertados en páginas como Wwoof- o, para los más urbanitas, sitios como Helpx, que también ofrecen puestos de trabajo -más convencionales- a cambio de manutención y hospedaje.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 12/07/2017