Tres ventajas de domiciliar tu nómina

Tres ventajas de domiciliar tu nómina

Aprovecha los beneficios de domiciliar tu nómina

Domiciliar en nuestro banco nuestra nómina o nuestra pensión es una manera de mejorar nuestra relación con ellos. Para el banco supone un gesto de vinculación y de fidelidad por nuestra parte, además de la seguridad de ingreso de dinero mensual. Es por ello, para mantener esa relación de mutuo beneficio, que los bancos suelen ofrecer a los clientes que domicilian sus ingresos fijos mensuales una serie de beneficios. No deja de ser un método de fidelización del que podemos sacar ventaja.

1 Tarjetas sin cuotas

Existen diferentes modalidades de cuotas por tarjeta según los bancos. Cada vez son más los que eximen a sus clientes con la nómina domiciliada del pago de cualquier gasto por disfrutar del uso de tarjetas de crédito o débito. Sin embargo, existen otras modalidades: hay bancos que no cobran coste alguno por la emisión de la tarjeta, pero pueden cobrar una cuota por la renovación, o por el mantenimiento, pudiendo ser este trimestral, semestral o anual. En otros casos, la tarjeta puede estar libre de cargos siempre y cuando se realice un gasto mensual mínimo. Es importante informarse de cuales son las condiciones que nos ofrece nuestro banco antes de domiciliar nuestra nómina.

2 Sin comisiones

Esta es una de las ventajas más comunes de domiciliar nuestra nómina o pensión. Que el mantenimiento de la cuenta corriente sea gratuito, así como las gestiones básicas que vayamos a efectuar. Hacer transferencias monetarias entre nuestras cuentas, o a otros particulares o empresas tampoco debería generarnos ningún coste. También deberíamos estar libres de pago a la hora de retirar efectivo en las oficinas de nuestro banco o en sus cajeros. También existen muchos casos en los que el banco en que tenemos domiciliada nuestra nómina han llegado a un acuerdo con otras entidades para que sus clientes puedan sacar dinero desde sus cajeros sin pagar ninguna comisión extra. Es importante informarnos al respecto si nuestro banco no tuviese sucursales o cajeros en las zonas por las que solemos movernos.

3 Regalos físicos o en metálico

Otra de las “tradicionales” ventajas que suelen ofertar los bancos a cambio de unos ingresos mensuales fijos son los regalos. Desde las tradicionales cuberterías o televisiones, a presentes más novedosos como smartophones y tablets. También existen casos en los que los bancos regalan dinero. Hay que ser cautos con este tipo de ventajas, ya que normalmente demandan ciertas condiciones a los clientes beneficiarios. Dichas condiciones suelen ser la de un mínimo de permanencia, y en algunos casos, el pago de ciertas comisiones. Además, dichos regalos no suelen estar exentos de IVA, que suele ir a cargo del beneficiario, así como los pertinentes gastos de envío.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 29/09/2017