Tarjeta de crédito en el extranjero

Tarjeta de crédito en el extranjero

Consejos para pagar en tus viajes

En los últimos años, la forma de viajar ha cambiado radicalmente. Los hábitos de los turistas son muy diferentes, y estos cambios tienen que ver sobre todo con la llegada de internet a los dispositivos móviles. La posibilidad de recurrir a una fuente de información inagotable desde prácticamente cualquier lugar, ha dotado al visitante de libertad y tranquilidad a la hora de moverse por su nuevo destino. Además de las nuevas formulas para encontrar alojamiento o elegir dónde comer, también ha cambiado la forma para gestionar los gastos. Antes la gente solía llevar el dinero necesario en metálico, y en la divisa del país de destino. Actualmente, gracias a la llegada de la moneda única en gran parte del continente europeo y a que, gracias a internet, podemos saber en todo momento la ubicación de cajeros compatibles con nuestra tarjeta, la gente suele llevar plástico y se suele olvidar de llevar efectivo. Si bien, esta práctica conlleva multitud de beneficios, no está exenta de posibles desventajas. Repasaremos ambas a continuación.

Ventajas de pagar con tarjeta.

– Más cómodo y seguro: Llevar únicamente una tarjeta en la cartera es mucho más cómodo que llevar cierta cantidad de billetes y monedas. Además, en caso de robo o pérdida nuestro dinero sigue protegido simplemente anulando la tarjeta.

– Más versátil: No importa en qué país estemos, o si vamos a visitar diferentes países con distintas monedas en un sólo viaje. Por lo general, podremos pagar con una misma tarjeta. Por ejemplo, Visa tiene presencia en más de 150 países, y es considerada lo más parecido a una moneda universal.

– Más económico: Pagar directamente con tarjeta nos permite ahorrarnos las comisiones propias de un cambio de divisa o de sacar dinero desde algunos cajeros.

– Más práctico: El pago con tarjeta emite un registro del dinero que hemos gastado en cada lugar y en todo momento.

Inconvenientes de pagar con tarjeta.

– Pérdida o robo: Si bien, tal y como comentábamos antes, nuestro dinero estará protegido en caso de pérdida o hurto, tendremos un problema si por alguna de estas causas no podemos acceder a este. Por ello es recomendable llevar al menos dos tarjetas, y guardarlas separadas.

– Llevar efectivo siempre: Podemos encontrar países en los que el pago con tarjeta no esté tan extendido como en España. Es indispensable consultar antes, incluso en países en los que demos por hecho que no tendremos problema, pues podemos encontrar peculiaridades propias de cada lugar.

– Mejor débito: Normalmente las comisiones en cajeros por retirar efectivo, suelen ser más frecuentes y altas para crédito que para débito.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 24/11/2017