Suelos de vinilo para casa

Suelos de vinilo para casa

Coloca la tarima tú mismo/a

Resulta cuanto menos curioso como en los últimos años el suelo de vinilo ha pasado de ser uno de los materiales más denostados para recubrir suelos, hasta convertirse en una de las opciones favoritas por los usuarios. Esto también se debe al perfeccionamiento de los acabados, la mejora en el proceso de instalación y la gran variedad de modelos disponibles. En los años 90, el suelo de vinilo solía consistir en una gran capa del tamaño de la habitación que solía despegarse, hacer burbujas y dar en general un aspecto bastante cutre. A día de hoy, los suelos de vinilo se suelen instalar mediante placas o losetas de este material, lo que ofrece un acabado profesional que emula perfectamente materiales tales como el mármol, la madera o la cerámica.

Cuando hablamos de las ventajas de los suelos vinílicos, tenemos que empezar por su precio. Estos suelos resultan una opción muy económica si queremos remodelar nuestro hogar. Además, su instalación es relativamente sencilla, así que podemos instalarlos sin necesidad de recurrir a un profesional. Solamente tenemos que armarnos de paciencia, ser cuidadosos y metódicos.

Otra de las ventajas de este tipo de suelos es su durabilidad. Las placas vienen laminadas con una película protectora, cuyo grosor podemos elegir nosotros. Teniendo en cuenta el uso que se le vaya a dar a la habitación, podemos decantarnos por opciones más duraderas (y costosas) o menos. Por ejemplo, no es lo mismo elegir suelo para una oficina, en la que suele haber gente de un lado para otro todo el día, además de las ruedas de las sillas, que elegirlo para un dormitorio, al que solemos acceder a última hora del día.

A estos beneficios hay que sumar lo sencillo que resulta limpiarlo. Con pasar un paño húmedo el suelo queda impoluto. Y en el caso de que, por el uso continuado, el suelo esté muy desgastado, existen productos para restaurar la película protectora y dejarlos como nuevos. Además es un material muy higiénico, pues su naturaleza impide el crecimiento de hongos, bacterias y demás microorganismos.

Por último, es imprescindible hablar de su gran variedad, no solo en lo referente a durabilidad. Tenemos un amplísimo catálogo que se adapta a las necesidades de nuestro hogar: tarima, cerámica, mármol y un largo etcétera en infinidad de colores. También podemos elegir suelos vinílicos acolchados que nos proporcionen una comodidad extra al caminar sobre ellos.

Por todo esto y mucho más, el suelo de vinilo se ha convertido en un imprescindible de las reformas del hogar.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 16/10/2017