Seguridad Doméstica Infantil

Seguridad Doméstica Infantil

5 consejos para proteger a los más pequeños

Aunque los niños no son el grupo por rango de edad más afectado en el hogar, sí son los más vulnerables y los menos autónomos. Esto significa que su seguridad depende de nuestra responsabilidad y vigilancia. Curiosamente, y aunque lo más lógico sería pensar que los grupos más afectados serían niños y ancianos, el colectivo más perjudicado es el de adultos de entre 25 y 45 años. Probablemente, el exceso de confianza y la falta de precaución en este rango de edad conducen a situaciones de potencial peligro que acaban en accidente doméstico.
Para evitar el peligro en el hogar para los más pequeños es imprescindible la previsión, por ello a continuación dejamos cinco consejos para proteger a los niños en nuestra casa:

Evitar que estén solos

Esta norma es imprescindible durante los primeros años de edad. Conforme van creciendo, los más pequeños van ganando autonomía y empiezan a ser conscientes del riesgo que suponen ciertas situaciones. Sin embargo, durante su edad temprana es necesario que estén siempre acompañados de un adulto. En el caso de que tengamos que abandonar el hogar sin ellos, es muy importante buscar a alguien que se quede al cargo.

Usar sistemas de vigilancia

Durante la etapa de bebé, es normal que sus horarios y rutinas difieran de los de los adultos, y es imposible estar con ellos durante las horas de sueño. Sin embargo eso no significa que tengan que quedar desatendidos. Un videocomunicador que nos permita verlos y escucharlos en todo momento nos dará pistas sobre el estado de los más pequeños mientras están durmiendo.

Explicarles el peligro de las cosas

Es importante explicar los niños el peligro de ciertas situaciones de un modo sencillo, claro y adaptado a su entendimiento. También es importante que, sin ser dramáticos, seamos realistas en nuestros mensajes. Es importante que sepan que sustancias tales como medicamentos o productos de limpieza son nocivas para su salud.

Cerrar puertas y ventanas

Es muy peligroso que los más pequeños tengan acceso a puertas y ventanas, por ello hay que dejarlas siempre bien bloqueadas. También es importante no dejarlos solos en sitios elevados para evitar que los niños sufran caídas desafortunadas.

Vigilar sus juguetes

Muchos accidentes con niños son debidos a ahogamiento con juguetes pequeños. Es por ello que debemos controlar el tamaño de juegos e instrumentos a los que tienen alcance, y comprobar que no son capaces de meterlos en su boca.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 20/09/2017