Rentabilidad del alquiler

rentabilidad del alquiler

¿Es rentable comprar una casa para ponerla en alquiler?

Hoy en día, apostar por la vivienda es una inversión segura en calidad de vida. Hay muchas maneras de sacar rentabilidad a los pisos y casas, y una de ellas es hacer una compra para posteriormente ponerla en alquiler. De esta manera podrás poner en marcha tus habilidades creativas para reformar el piso y adaptarlo a las necesidades de los futuros inquilinos.

Pero… ¿qué tipo de reforma se puede hacer?

Reformar una casa trae muchos beneficios; no solo para el propietario que se encarga de todos los cambios, ya que la casa se revaloriza y se ofrece un mejor servicio de calidad en el sector inmobiliario, sino que el inquilino también encuentra ese lugar perfecto en el que vivir que anda buscando.

Uno de los tipos de reformas de pisos que puedes aplicar es la referida a la distribución. Amplía el número de dormitorios, abre espacios, cambia el baño o la cocina de lugar… todo lo que te imagines dentro de las posibilidades del inmueble. Sin embargo no te olvides de que para modificar la distribución de la vivienda es necesario obtener la aprobación del Ayuntamiento mediante una licencia de obras menor.

Una vez ubicado cada espacio de la casa, ya podemos ponernos manos a la obra con los muebles. ¡En tus manos están una infinidad de posibilidades decorativas! Estilo minimalista, rústico, romántico o clasicista; todo lo que desees. Actualmente, en el mercado tienes una amplia oferta de muebles y demás elementos de cada una de las tendencias, para que solo tengas que elegir el mueble que quieras y acomodarlo en tu casa.

¿Y por qué no optar por la sostenibilidad? La eficiencia energética en el hogar se encuentra entre las últimas tendencias más adaptadas a los pisos. Realizar una reforma en una casa permite adecuar las condiciones energéticas para sacar provecho a cada céntimo invertido. Desde la instalación eléctrica a la radiación de calor; de todo se puede sacar partido para conseguir una casa 10.

Existen dos tipos de compra/alquiler en los que te puedes adentrar. Por un lado está la clásica vivienda familiar a la que estamos haciendo referencia. El sector residencial ha adquirido una gran parte del peso en el sector de la inversión inmobiliaria. Estamos viviendo una expansión en la demanda de la vivienda, por lo que invertir en ello es una muy buena opción.

Por otro lado, la segunda opción posible es convertir el espacio comprado en un lugar de oficinas. Cada vez más, las pequeñas empresas buscan un lugar donde instalarse a trabajar, y lo ideal es alquilar un espacio. Fácil de reformar, los espacios para oficinas son lugares sencillos en los que no es necesario invertir demasiado. ¿Te gusta esta opción? Como ves, no solo las familias buscan alquiler.

¿Es realmente rentable?

Comprar una vivienda para luego alquilarla es una de las formas de inversión más antiguas que existen. Lo que pasa es que, hasta el momento esta operación estaba vista solo para gente con abundancia en capital económico. Sin embargo, los expertos opinan que este es el momento idóneo para lanzarse a la piscina, ya que no solo consiste en invertir en el sector inmobiliario, sino que también se trata de una apuesta por la calidad de vida.

Los datos confirman que el precio de los alquileres se está estabilizando, lo que favorece la compra y por ende, el posterior alquiler de pisos. Otro punto a favor es que los bancos empiezan a recuperar sus líneas de concesión de hipotecas por lo que, ¿es conveniente comprar para alquilar? Todo apunta a que sí.

En lo que no hay ninguna duda es en que el mercado del alquiler actual está en pleno auge. Los precios en las zonas más populares y demandadas de las principales ciudades como Madrid y Barcelona se encuentran al alza, y muchos inversores se han puesto manos a la obra para aprovechar el filón de negocio.

Si nos centramos en la rentabilidad del alquiler de pisos, localizándolos en los barrios de Madrid, Aluche es la principal zona en la que la compra/alquiler de hogares es más beneficiosa. Le sigue el Barrio del Pilar, Carabanchel y la zona centro. La capital de España es un lugar de oportunidades, y ¿quién no quiere alquilar un piso en Madrid? Es aquí donde tú como inversor ofrece lo mejor que tiene.

¡Da el paso hacia la inversión!

¿Ya te has decidido? Sabemos que la compra de un inmueble es un paso importante, pero también es un nicho de oportunidades tanto para ti como inversor, como para los inquilinos que buscan un lugar en el que establecerse, y al que poder llamar hogar.

Hoy en día, las opciones inmobiliarias son muy amplias, en las que, estamos seguros, conseguirás sacar la mayor rentabilidad y eficiencia. Comprar un piso para luego alquilarlo es un inversión segura, puesto que el alquiler de pisos en Madrid es la primera opción para muchas personas que quieren convertir ese espacio, en un lugar realmente suyo.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 26/04/2018