Reformas en el hogar

Reformas en el hogar

Reformas económicas para la casa

Ahora que, por fin, ha comenzado la época estival, son muchos los que se plantean la posibilidad de llevar a cabo una buena reforma en casa. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones lo que más nos frena es el presupuesto que debemos destinar a esta empresa, además del tiempo que requiere todo el proceso.

Si eres de los que aún no se ha decidido por emprender una buena reforma para el hogar por uno o por ambos factores, tenemos buenas noticias. ¿Sabías que hay muchos trucos y consejos para llevar a cabo unas reformas impecables por un presupuesto aceptable y ahorrando tiempo?

Por este motivo, vamos a ofrecerte algunos consejos y claves para que tu hogar quede como nuevo sin apenas gastarte mucho dinero y tiempo. Tu casa lucirá impecable para cualquier ocasión, y, lo mejor de todo, es que tú mismo podrás adaptar estos trucos a tu gusto personal en decoración.

¿Cómo empezar las reformas de la casa?

En primer lugar, antes de entrar en faena, debemos tener en cuenta una serie de factores, entre ellos, las características específicas de nuestro hogar. Es importante que analicemos de manera cuidadosa tanto los puntos débiles como los fuertes dentro de la casa: aislamientos, iluminación de las estancias, conductos de agua o luz, entre otros. De esta manera, podremos darle ese pequeño empujoncito a los puntos débiles y reforzar los fuertes, para dotar a la casa de un toque único y personalizado.

Otro punto a tener en cuenta es el tipo de reforma que queramos emprender, si es integral o solamente queremos dedicarnos a una serie de estancias: salón, cocina, baño, habitaciones, jardín si lo hubiera… De esta manera, nos será más sencillo priorizar nuestro presupuesto para conseguir una reforma adecuada.

Paredes y techos

Uno de los elementos decorativos que menos gustan en la actualidad es el color blanco en las paredes, además del gotelé. Si te encuentras cansado de las paredes blancas, o del gotelé en algunas de ellas, siempre puedes probar diseños y colores nuevos.

Por ejemplo, puedes añadir un color pastel o de tono suave (grises, salmón, verde agua, entre otros), para darle a la estancia un toque de luz y vida. Otro punto en favor de la casa pueden ser los techos: si pruebas a darles un color diferente del blanco, o del que le apliques a las paredes, verás cómo tu hogar adquiere un tinte de personalidad propia y originalidad.

A la hora de escoger el color, es muy importante, no solo satisfacer nuestro propio gusto personal, sino que hay que fijarse en varios elementos condicionantes: la iluminación que recibe la estancia, el tipo de color o el efecto que queramos conseguir. Los colores claros y alegres dan luz a una estancia que cuenta con menos iluminación; si consigues combinar colores pastel tanto fríos como cálidos puedes lograr que una habitación pequeña tenga un efecto acogedor y espacioso; o también debes tener en cuenta que los colores fuertes pueden hacer que nos cansemos pronto de observarlos.

Otra opción muy útil son los revestimientos de vinilo: los hay de todo tipo de diseños, colores y tamaños, y, además, están fabricados para poder adaptarse a cualquier tipo de superficie. Con esta solución, podrás disimular ese gotelé que ya no te parece tan adecuado para la pared de tu estancia preferida.

Dale el toque de luz y modernidad a tu salón

El salón es una de las estancias fundamentales dentro de una casa, ya que es donde pasamos más tiempo, además de lo primero que ven las personas que vienen a visitarnos. Es, finalmente, el núcleo social del hogar. Y, además, es la estancia más fácil y que más juego da a la hora de reformarla.

Basta con añadir algún elemento decorativo, como por ejemplo un biombo o cortina móvil entre el salón y la parte del comedor, escoger unas cortinas nuevas que combinen con la nueva pintura, cojines o tapizado de sillas. En cuanto a la pintura, también podemos jugar y pintar dos paredes del mismo color y las otras dos de otro, o añadir un revestimiento de vinilo para romper la uniformidad. Todo dependerá de tu gusto.

El baño y la cocina, la mayor inversión

Si notas que los azulejos de la cocina y el baño de tu casa necesitan ser cambiados, pero no cuentas con el presupuesto necesario para llevarlo a cabo, siempre puedes corregir estas imperfecciones con una buena mano de pintura. Así, no solo cubrirás cualquier tipo de grieta o desgaste, sino que podrás crear tu propio diseño. También es posible utilizar un revestimiento de vinilo en ambas estancias. Notarás el lavado de cara que esto supone.

En cuanto a los muebles de la cocina, puedes darle un toque de modernidad aplicándoles otro tipo de pintura, o darles un efecto sorpresa, jugando con los colores tanto para la madera como para los tiradores.

Si cuentas con una bañera, es hora de deshacerse de ella. Añadiendo un plato de ducha, no solo ahorrarás mucho gasto de agua, sino que también dotarás a la estancia de mayor espacio, lo que te permitirá jugar un poquito más con los muebles o estanterías que quieras añadir al baño.

Una idea original para los estantes del baño, si te apetece innovar y causar un efecto de sorpresa y originalidad entre tus invitados, es que aproveches viejos cajones, los reformes y los utilices como estante para colocar tus elementos de higiene personal, botiquín o maquillaje. ¿Qué te parece?

Como hemos podido comprobar, hay muchas ideas originales, fáciles de llevar a cabo y sin que apenas supongan un gran gasto de presupuesto, que pueden darle a tu casa ese toque fresco que necesitaba. Te enamorarás de tu hogar.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 29/06/2018