¿Reducir la cuota o el plazo de la hipoteca?

amortizacion-de-la-hipoteca

¿Qué es mejor educir cuota o reducir plazo de la hipoteca?

Cuando se decide a contratar una hipoteca, se compromete a devolver el dinero mediante cuotas hipotecarias, que son unos pagos mensuales, durante un plazo de amortización. Por tanto, se compromete a pagar un número concreto de cuotas de hipoteca compuestas de dos partes: por un lado, la correspondiente al capital a devolver y, por otra, los intereses.

Amortizar una hipoteca

El acto de cancelar parte de capital que debemos es lo que se denomina amortización de la hipoteca. En otras palabras es, utilizar esos ingresos extraordinarios de los que antes hablábamos, para reducir su deuda. Esta amortización puede hacerse de dos formas en función de cuál sea su objetivo: pagar una letra inferior, en este caso reduciríamos la cuota, o pagar un número menos de cuotas, es decir reducir la reducción del plazo.

Reducción del plazo de una hipoteca

Si el objetivo es la reducción del plazo: El número de meses que le quedarán para finiquitar su préstamo pasaría a ser menor y, por tanto, abonaría un menor número de cuotas.

Con esta operación, terminará antes de pagar su hipoteca y la cantidad total que abonará al banco será menor, ya que pagará menos intereses en total, pero, por otra parte, seguirá pagando la misma cuota cada mes, por lo que tendrá menos dinero disponible para otros gastos.

Rebajar el importe de la cuota mensual de la hipoteca

Pero si su objetivo es rebajar el importe de la cuota mensual, se pasaría a pagar una letra inferior.

Si le cuesta llegar a fin de mes, con esta alternativa tendrá algo más de dinero disponible para sus gastos, en especial si los tipos de interés están altos.

Pero se mantiene el plazo de amortización, por lo que, aunque se pagará menos mes a mes, la cantidad total a abonar en concepto de intereses será mayor que si se opta por reducir el plazo.

A largo plazo se prevé como una mejor opción reducir el plazo que disminuir la cuota, pero las hipotecas son productos muy complejos y, por ello, es necesario hacer un estudio personalizado de cada caso. Para decidir cuál de las dos opciones le conviene, se debe tener en cuenta cuál es su situación económica actual, su capacidad de ahorro y su situación laboral.

En resumen podemos decir que cuanto más largo el préstamo, mayores los intereses, pero la opción dependerá de sus necesidades y la particularidad de cada caso, no hay una fórmula mágica estándar. Para resolver está pregunta tendrá que echar cuentas e incluso en algunos casos descubrirá que quizá no le merezca la pena amortizar nada, ya que también se debe pagar un interés o comisión por reducir cuota o plazo.

Si es de los que son capaces de no tocar el dinero y dejarlo en la cartilla posiblemente le merezca la pena que se vayan cargando las cuotas mes a mes como siempre. Sin embargo con su seguro Reinicia podrá amortizar todo lo que quiera y no se le cobrará ninguna comisión por ello. Es más, le ayudará a saber que podrá usarlo cuando lo necesite una vez transcurrido el período de carencia u obligado cumplimiento. Ya que como sabe para hacer uso del servicio deberá estar pagado en su totalidad.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 4/12/2016