Qué tener en cuenta para reformar el baño

Consejos para reformar el baño

Con el paso del tiempo y el desgaste habitual de nuestra vivienda, es muy probable que entre nuestras prioridades de reforma se encuentre el cuarto de baño. Reformar el baño sin hacer obras es prácticamente imposible, ya que cualquier mínimo cambio en la estructura implica meterse en una obra. Así que, lo principal es tener muy claro qué quieres hacer y el presupuesto para reformar el baño que vas a destinar.

 

Pasos para reformar un baño

En primer lugar, tienes que tener en cuenta la ubicación y distribución del inodoro, el lavabo o la ducha. No intentes añadir más elementos que interfieran en tus movimientos e influyan negativamente en tu comodidad dentro del baño. Reformar baños pequeños es complicado, y tienes que maximizar el espacio y ubicar solo lo que vayas a necesitar. Para mantener el calor en el baño y ahorrar espacio, puedes optar por radiadores toalleros colgándolos en la pared.

Por otro lado, es imprescindible que prestes atención a los materiales que vas a utilizar: el alicatado, la madera, el microcemento… Invierte siempre en materiales duraderos y resistentes a la humedad. Es mejor que apuestes por tonos neutros y atemporales en paredes y muebles, para que no te cansen con facilidad.

Los muebles y el almacenaje juegan un papel importante en la reforma. El baño es un lugar donde guardamos un montón de objetos que tienen que estar ordenados, desde las toallas hasta el botiquín, procura que tus muebles tengan baldas y cajones para que te quepa de todo. Y, si te interesa, prueba los muebles de baño suspendidos del suelo.

Las mamparas de cristal para ducha han desbancado a las cortinas, y cada vez más se mejoran con nuevos diseños y funcionalidades para adaptarse a cada espacio. Si la mampara tiene un tratamiento antical será muy fácil de limpiar. Elige un cristal con un grosor de entre 6 y 8 milímetros. Así mismo, invierte en griferías para baño de calidad, con limitadores de caudal que ahorren agua.

Por último, la iluminación en el baño es fundamental. Cada parte del baño necesita una intensidad mayor o menor de luz. Para la zona del lavabo y del espejo, necesitamos una luz potente y que no marque ninguna sombra; mientras que en el resto del baño podemos tener una luz más cálida, menos incisiva.

Es cierto que reformar el baño con poco dinero es posible si nos ajustamos al presupuesto marcado y cambiamos los elementos que realmente son necesarios. ¿Y tú, qué consideras como indispensable en la reforma de un baño?

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 26/12/2019