Qué hacer si tengo humedad en casa

Cómo evitar la humedad en casa

En muchos hogares se generan pequeñas humedades en las paredes, que suelen ser fruto de la condensación. Cuando nos encontramos en ambientes de mucha humedad, o vivimos en zonas lluviosas, es normal que aparezcan pequeñas humedades. Esto se debe, principalmente, a un mal aislamiento, en ventanas o paredes, y a una mala ventilación en el hogar. El problema reside cuando estas humedades son muy grandes y se expanden por toda la pared y el techo, generando la aparición de hongos que pueden dañar nuestra salud.

Cuando se condensa la vivienda aparece moho, malos olores, cuesta calentar la casa, hay vaho en los cristales… Y, al final, si no se pone remedio a este problema podremos tener asma o alergias. La humedad en las paredes afecta a la salud. Además, puede que la estructura de nuestra casa se vea afectada por el moho. ¿Pero, qué podemos hacer para prevenir la humedad en casa?

 

Humedad en casa: cómo eliminarla

Tener humedad en casa es un grave problema, lo mejor es saber prevenirla como te explicaremos a continuación. Recuerda que cuando estamos ante problemas en la estructura de la vivienda debemos consultar con un experto y realizar una obra. Incluso, hablar con nuestro seguro del hogar para que nos proporcione una solución. No todos los productos contra la humedad en las paredes funcionan para todo tipo de humedades.

Ventila tu casa

Dedica, como mínimo, hasta 10 minutos al día para ventilar tu casa. Además, cuando te hayas duchado, ventila el baño ya que es un foco de humedad constante. Revisa las ventanas para asegurarte de que las juntas están bien selladas y que no se produce condensación en los cristales.

Utiliza un deshumidificador

Si prefieres asegurarte de prevenir toda la humedad, puedes instalar deshumidificadores en las estancias más propensas a tener humedades. Aunque, existe una alternativa más económica que es comprar un deshumidificador eléctrico con ruedas y enchufándolo a la corriente, desplazándolo a las habitaciones que necesites.

Revisa las tuberías

Asegúrate de que ninguna tubería está perdiendo agua y tienes fugas. Además, procura observar en el techo posibles humedades que sean fruto de filtraciones de las tuberías de tus vecinos. A veces, no nos damos ni cuenta y cuando queremos solucionarlo es demasiado tarde.

Distribuye las plantas

Tener plantas es muy acogedor, pero tener muchas plantas en una misma habitación puede provocar que exista humedad. Así que, colócalas en diferentes espacios. Por cierto, algunas plantas como el bambú, la hiedra o los crisantemos pueden ayudarte a evitar el exceso de humedad en casa.

 

El control de la humedad en casa no tiene que obsesionarnos, simplemente hay que tener sentido común y dedicar un pequeño espacio de tiempo a conocer las necesidades de nuestro hogar. Si la casa está bien aislada y sus paredes transpiran con normalidad no habrá humedad. Durante la construcción hay que prestar atención a todos los materiales que incorporaremos en nuestro hogar.

 

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 24/10/2019