Que es una revisión de Hipoteca y cuando realizarla

revisión de la hipoteca

En España la mayoría de las hipotecas que se conceden utilizan el tipo de interés variable. Como su nombre indica, el interés de las cuotas varía y hace que la cuota del préstamo esté sujeta a modificaciones. Para saber si la cuota de nuestro préstamo hipotecario está sujeta a revisión tenemos que acudir a nuestro propio contrato hipotecario. En él se recoge la cláusula de revisión, y si su carácter es anual o semestral. La fecha en la que firmamos el préstamo es la que marcará el inicio de la fecha para hacer la revisión. Para su cálculo, la entidad bancaria tendrá en cuenta cual es el capital que queda pendiente por paga, después del pago del recibo anterior al de la fecha de la revisión, y sobre esa cantidad, será sobre la que se calculará la media mensual. También se tiene que valorar el tiempo que restan de hipoteca.

El banco no necesita reunirse y volver a acodar la revisión con el hipotecado, simplemente recalcula la cuota. La fecha de revisión depende de lo que se estipule en el contrato. Las entidades financieras suelen tomar como referencia el tipo del Euríbor de dos o tres meses antes de la fecha prevista para la revisión, que es lo que suele firmarse en la mayoría de las hipotecas.

En los últimos años, los prestamos hipotecarios que tuvieron la suerte de que la revisión de su cuota coincidía con la media mensual del mes de diciembre de 2012, fueron los que vieron reducida su mensualidad. Lo que ocurre es que la evolución del Euríbor viene marcada por la política monetaria de toda la zona euro. En la actualidad, esta política pretende favorecer el crecimiento, por ello el Euribor se mantiene en índices muy bajos.
Existe la creencia de que cuando el Euríbor baja, mes a mes, es más favorable la revisión semestral, para beneficiarnos de la bajada. Cuando el Euríbor sigue una tendencia alcista, es mejor tener la revisión anual para retrasar el nuevo cálculo, que nos haría pagar más. Pero, realmente, es solamente a posteriori que podemos calcular la periodicidad de la revisión que mejor nos habría salido.

Nos preguntamos si es conveniente pedir al banco que nos modifique la revisión, a semestral si tenemos la revisión anual o a la inversa. Y, en principio, vemos que no tiene mucho sentido, puesto que este cambio supone una modificación de las condiciones hipotecarias, con los gastos que este hecho conlleva.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 28/06/2016