¿Qué es el Swapping?

¿Qué es el Swapping? Swapping entre Particulares. Información sobre el Swapping. Dudas y preguntas sobre el Swapping entre Particulares.

Descubre la nueva alternativa a la compra de vivienda.

Parece que en los últimos tiempos el mercado inmobiliario en lo que se refiere a la compra y venta de viviendas ha comenzado a crecer de nuevo de forma continuada. Esto ha hecho que surjan otras formas muy novedosas e interesantes que suplen a la tradicional compra de vivienda, como por ejemplo, el Swapping, un concepto que consiste en el intercambio de viviendas entre particulares que contactan y pactan las condiciones entre sí, sin intermediarios. En nuestro país este término es algo nuevo pero completamente legal. Para el norte de Europa este intercambio de viviendas es algo que se lleva haciendo ya mucho tiempo y que cuenta con gran aceptación.
La legislación acepta este tipo de intercambios. Este método es utilizado por particulares que buscan un rápido intercambio y que además pueden beneficiarse de un menor coste en las gestiones y en el precio final de la vivienda, ya que son ellos los que aceptan y pactan las condiciones.

El intercambio de viviendas se inicia con una primera toma de contacto entre propietarios que se conocen y visitan ambas casas para conocer de primera mano las condiciones de cada inmueble y las posibles fórmulas para el posterior intercambio. Es interesante que en este paso las diferentes partes se hagan con los servicios de un notario y un gestor para facilitar, comprender y agilizar los trámites. Hay que asegurarse además que los dos interesados cuenten con todos los documentos legales que muestren que son propietarios legales de la vivienda y que estas no lleven adjuntas ninguna carga extra. En un último paso, se requiere de los servicios de un notario para que pueda hacer el trámite de forma legal y segura y sin prejuicio para ninguna de las partes del contrato.

Si las viviendas no cuentan con las mismas condiciones, algo relativamente normal en estos casos, se procederá a incluir dentro del contrato una contraprestación económica para el propietario del mejor inmueble. Además, este tipo de intercambios llevan adjuntos otra serie de gastos derivados de la operación, como son el Impuesto de Transmisiones o los actos jurídicos derivados. Aún así, puede resultar una una operación muy beneficiosa para ambas partes.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 3/11/2016