Protege tu hogar de un desastre

Protege tu hogar de un desastre

Protege tu casa de los fenómenos naturales

Estar seguro en el hogar es fundamental para todo el mundo, por lo que nunca está de más proteger tu casa de cualquier problema que puede surgir. Los desastres por fenómenos no suelen ocurrir con mucha asiduidad, pero curarse de preocupaciones ante ellos es una buena manera de mantener aseguradas tus pertenencias más preciadas.

Nosotros queremos que lo primero de todo, te sientas seguro en tu hogar, y por ello, tienes que estar alerta de los posibles peligros que entraña hasta a una simple tormenta. Está claro que no es lo mismo que tu vivienda se encuentre en el campo o en plena ciudad, pero cada espacio tiene sus riesgos. En medio de la naturaleza es más probable que tu casa se vea afectada por nevadas o fuertes lluvias, pero en una metrópoli también te pueden atacar fuertes vientos, o incluso terremotos o derrumbamientos.

Seguros multirriesgo

Es recomendable asegurar las posesiones de tu casa que más valores, ya que en caso de desastre, lo primero de todo es salvarte a ti mismo. Cualquier problema natural conlleva, además de pérdidas materiales, económicas, que muchas veces no somos capaces de hacer frente.

Un buen seguro del hogar hará que te despreocupes de todo lo que pueda llegar a pasar. Se trata de un contrato por el que una aseguradora se compromete a cubrir los posibles daños que surjan en tu inmueble, además de los bienes que se encuentren en su interior. La valoración de estos dependerá del tiempo de seguro que contrates.

Antes de elegir seguro del hogar, lo primero que debes analizar es la situación de tu casa, y a qué desastres está más expuesta, ya que eso determinará las características que vas a contratar. La mayoría de los seguros multirriesgo tienen incluidas al menos una cláusula que trata de los desastres producidos por fenómenos naturales.

Estos seguros no solo cubren este tipo de desastres, sino que también te protegen de posibles invasiones a tu hogar, como un robo. Todos los daños producidos por un tercero también entran en este tipo de seguros.

Los fenómenos naturales más violentos son inundaciones, terremotos, maremotos y tempestades ciclónicas, que, aunque tengan baja probabilidad de ocurrir, procuremos no echarnos las manos a la cabeza y mirar a lo lejos ante posibles adversidades.

Las inundaciones en las casas son muy comunes tanto en ciudades como en espacios más abiertos. Si tienes tu casa o local comercial en un piso bajo, puedes sufrir desperfectos por agua causados por mala canalización de las lluvias o roturas de canales. Y por otro lado, si vives en el litoral costero, fácilmente puedes encontrarte ante las consecuencias de una crecida de río, deshielo o fuertes oleajes.

La rotura de cristales en el hogar es otra de las principales preocupaciones de los asegurados, ya que suele ser el primer desperfecto que sufre el hogar cuando hay una alteración meteorológica severa. Y es que, el cristal es un material peligroso que puede producir consecuencias físicas importantes en el caso de rotura violenta

El Consorcio de Compensación de Seguros será el encargado de indemnizarte por destrozos en el hogar, por lo que la responsabilidad económica caerá sobre él, sin que todo esto se convierta en un problema que te quite el sueño. De esta manera, vivas en ciudad o en un entorno más rural, quédate tranquilo y disfruta sin preocupaciones de tu casa.

Protege tu hogar

Sabemos que tu vivienda es una de las mayores inversiones, por lo que te recomendamos que elijas bien el seguro que vas a invertir en tu casa. Porque no es solo un espacio en el que habitas, sino que es tu hogar, y como todo, puede sufrir daños de manera inesperada. Así que, ante cualquier desgracia, te recomendamos que te ahorres problemas y preocupaciones, y contrates un seguro que, además de protegerte, hará que ganes en tranquilidad.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 28/03/2018