Plantas de interior

Plantas de interior

Un jardín en tu salón

El contacto con la naturaleza siempre es positivo para nuestra salud. Por ejemplo, la jardinería es una actividad muy recomendable por su función terapéutica. Sin embargo, la vida en las grandes urbes complica a veces la oportunidad de poder escaparnos al campo a respirar aire puro. Tener un jardín en el que relajarnos también suele resultar prohibitivo, o directamente inviable si vivimos en el centro. Es por ello que una manera de acercar la naturaleza a nuestras vidas puede ser cultivar plantas de interior. Además de decorar, hacen de nuestro hogar un sitio mucho más acogedor, y combinadas con ciertos elementos de decoración, pueden ofrecer un carácter propio y personal a nuestra casa. Sin embargo, es importante documentarnos un poco sobre las necesidades específicas de cada planta para elegirlas según las características de nuestra vivienda.

Para pisos con poca luz

Si vivimos en un piso interior con poca iluminación natural, debemos elegir plantas con hojas grandes. Las hojas amplias han evolucionado para optimizar la captación de la luz. Es por ello que tendrán más posibilidades de crecer que otras con hojas más pequeñas. Un ejemplo de este tipo de plantas son los helechos. Los helechos son plantas tropicales que, en su estado salvaje, suelen vivir a poca distancia del suelo, bajo las copas de los árboles selváticos. Es por ello que no soportan la luz directa, únicamente precisan iluminación ambiental una temperatura moderadamente alta y buenos niveles de humedad.
Otra buena opción puede ser la Monstera Deliciosa, o Costilla de Adán. Esta planta se ha puesto muy de moda en los últimos meses, y podemos encontrarla en fotos y láminas para decoración de numerosas tiendas de interiorismo.
Es una planta que no soporta la luz directa, aunque es flexible con el grado de luz indirecta, y crece bien con buena luminosidad, aunque no la precisa para vivir. Requiere pocos cuidados, regándola moderadamente y con abonados sólo en primavera.

Para torpes con las plantas

Hay gente que se considera a si misma incapaz de tener plantas de interior, ya que todas se les mueren. El problema suele ser que no eligen las plantas adecuadas, pues hay algunas especies muy resistentes y que precisan de pocos cuidados.
Por ejemplo, los potos son plantas muy resistentes que no precisan demasiados cuidados. Con apartarlas de la luz directa y regarlas ocasionalmente es suficiente.

El aloe vera puede ser también otra buena opción para principiantes. Esta planta originaria de Arabia no requiere de cuidados especiales. Basta con regarla muy de vez en cuando. Y ya. Soporta bien los periodos de sequía, el sol y las variaciones de temperatura. Es preferible tenerla bien iluminada.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 31/12/2017