El papel de los notarios en el proceso de compra de una casa

papel-de-los-notarios-en-la-compra-de-vivienda

¿Cuál es el papel de un notario al comprar una vivienda?

Debido a la importancia que tiene la compra de una casa, tanto desde el punto de vista económico como por constituir una importante decisión vital y personal, la figura de un notario es imprescindible para garantizar la validez del contrato de compra venta, por lo tanto conocer el papel de los notarios en el proceso de compra es de vital importancia.

A través de una escritura pública se pondrán de acuerdo el comprador y el vendedor. Por lo tanto, antes de firmar nada, lo mejor es asesorarse con un notario, ya que, una vez firmado un documento, ambas partes deberán cumplirlo.

El notario constatará que la documentación firmada es de mutuo acuerdo y que se están respetando las leyes vigentes.

¿A quién corresponde elegir al notario?

El notario será elegido por el cliente, en este caso el comprador, porque es el que paga las escrituras de compra-venta de la vivienda, y no se le podrá imponer ningún otro. La entidad inmobiliaria o la entidad de crédito deberán ir al notario elegido por el comprador.

Es común que, en el acto de firma, el notario lea dicha escritura rápidamente y, seguidamente, sea firmada  por las partes implicadas. Usted podrá interrumpirle siempre que lo necesite o precise aclarar cualquier punto, ya que debe tener en cuenta que la figura del notario está pagada por usted, el comprador, y está allí para ayudarle.

Responsabilidades del notario

Las funciones del notario durante la compraventa de la vivienda son:

  • Comprobar las cargas del inmueble, es decir, confirmar la situación registral de la propiedad.
  • Verificar los títulos de propiedad del inmueble y asesorar a la parte que vende la vivienda para que cumpla los requisitos tributarios y legales asociados a la venta.
  • Asegurarse de la identidad y capacidad legal del vendedor para realizar la transacción.
  • Confirmar que se ha realizado el pago del IBI.
  • Verificar que los implicados en la operación entienden todos los puntos del contrato al que se ha llegado.
  • Encargarse de la redacción de todas las condiciones en la escritura pública, seguida de la autorización en presencia de las partes y la presentación ante el registro de la propiedad.
  • Frecuentemente, aunque no es su obligación, se puede encargar de la realización del pago de los impuestos asociados a la compraventa, como son el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, de Actos Jurídicos y el del Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

Por su parte, cuando un notario intervenga en la firma de una hipoteca, deberá:

  • Prestar asesoramiento legal y tributario, dar claridad al contrato y asegurarse de que quien recibe el préstamo entiende a lo que se compromete, aceptando así el contrato en perfecto conocimiento de los detalles. El notario debe explicar todo con un lenguaje claro y prestar información legal y tributaria, así como un asesoramiento jurídico imparcial.
  • Comprobar que en el contrato que los tipos de interés de la escritura se adaptan a los tipos de interés oficiales que establece el Banco de España.
  • Dar fe de que las cláusulas del contrato y la documentación presentada adjunta son trasparentes, legales y no ocultan información.

¿Y si en el momento de la firma hay algo que no le convence?

En ese caso, no estará obligado a firmar. Para evitar esto, o cualquier otro problema, la entidad bancaria, en el momento en que usted haya decidido firmar la hipoteca, manda toda la información previamente al notario para que pueda preparar la documentación de compra-venta e hipoteca. En ese momento, el comprador tiene tres días antes de la firma para acudir al notario y poder clarificar aquellas cláusulas de la hipoteca que no haya entendido.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 18/12/2016