Negociar una hipoteca

Negociar una Hipoteca. Cómo Negociar Hipotecas.

Saca el máximo partido a tu préstamo

Lo primero que hemos de comprender a la hora de negociar una hipoteca es que las entidades bancarias ofrecen sus productos con el propósito de sacar el máximo rendimiento. Por ello, es aconsejable disponer de varias ofertas, para así poder elegir la que más convenga a nuestros intereses. Una de las opciones es la banca online. Es cierto que ofrece una menor capacidad negociadora pero los costes operativos son de menor cuantía.


Productos vinculados y perfil financiero


Hay algunos aspectos como las comisiones, el interés o las vinculaciones exigidas por el banco que dependen de nuestro perfil financiero, es decir, de nuestros ingresos y nuestra capacidad de ahorro. En este terreno es donde hay un mayor espacio para negociar la hipoteca, ya que mediante estas garantías podemos reducir el número de comisiones y productos vinculados. En cuanto a estos, hay que prestar especial atención a los seguros de vida o de hogar. A diferencia de la domiciliación de la nómina o la tarjeta bancaria, que no tienen cargas adicionales, añaden un importe extraordinario. Hay que recordar que el seguro contra incendios es el único obligatorio según la ley.


Comisiones


Las comisiones son otro de los factores a tener en cuenta en la negociación de la hipoteca. Una de las más importantes es la comisión por amortización. Es muy posible que, pasado un tiempo, nuestra capacidad de ahorro haya mejorado o que los tipos de interés se hayan reducido sustancialmente. Por eso, es aconsejable que valoremos con la entidad bancaria cuánto nos supondrá una amortización anticipada de la misma. Otra de las comisiones con las que se debe negociar es la comisión de apertura. Se cobra por los gastos derivados de la gestión administrativa y la formalización del préstamo. Dependiendo del banco y del tipo de interés, si es fijo o variable, suele oscilar entre el 0% y el 3%. Este es uno de los aspectos en el que debemos incidir con el propósito de reducirla a la mínima cantidad posible, es decir al 0%.
Por último, recordar que tenemos derecho a que el banco nos facilite cualquier información relacionada con la hipoteca, tanto el desglose de los gastos, como las dudas que surjan durante la contratación de la misma.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 11/10/2016