Las hipotecas que están por venir

Las hipotecas que están por venir

Como afecta a los prestamos la nueva Ley

Tras el escándalo de las cláusulas suelo, el gobierno ha decidido reformular la ley de hipotecas para evitar que se produzcan situaciones similares en el futuro, y para restablecer la mermada confianza en las entidades bancarias por parte del consumidor. La principal premisa de la nueva ley consiste en hacer el contrato lo más transparente posible, para que tanto el banco como el usuario se encuentren en una situación de igualdad a la hora de afrontar la firma de la hipoteca.

Mayor transparencia

Uno de los aspectos que modifica la ley es el acceso a toda la información del contrato al menos siete días antes de la firma. Además se incorporarán a esta información simulaciones integras de diferentes escenarios posibles de cara a afrontar una hipoteca. Para que no se vuelvan a repetir situaciones como las de las cláusulas suelo, todas las cláusulas quedan recogidas y especificadas claramente.

Sin productos asociados

Uno de los aspectos más criticados por parte del consumidor, era la imposición de muchos bancos de contratar una serie de productos propios para poder optar a unas determinadas condiciones hipotecarias. Esto queda descartado con la nueva ley, que desvincula la contratación de otros productos a la concesión de la hipoteca. En el caso de que el banco exija la contratación de un seguro hipotecario, el cliente no tendrá la obligación de contratarlo con la misma entidad que le concede la hipoteca.
Cuando hablamos de productos combinados, se informará debidamente al cliente sobre las diferentes condiciones en el caso de contratarlos juntos o por separado.

Asesoramiento objetivo

La parte contratante tendrá acceso libre y gratuito a asesoramiento por parte de un notario de su elección. Dicho notario explicará y asesorará al cliente de los pormenores del contrato, aclarará los detalles técnicos y garantizará que el usuario interioriza y comprende las condiciones a las que le vincula la firma de la hipoteca. Esta medida pretende equilibrar la balanza entre la entidad bancaria y el usuario medio.

Los incentivos por venta

Lo de premiar económicamente a los empleados por el número de ventas de hipotecas es parte del pasado. Mediante la prohibición de los incentivos por venta se pretende motivar la profesionalidad, transparencia e imparcialidad por parte de los trabajadores de la banca a la hora de vender sus productos.

Otros aspectos que limitará esta ley, son un mayor control sobre las hipotecas multidivisa, así como la limitación de los intereses por demora.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 25/04/2017