La historia de Ramón Arroyo

La historia de Ramón Arroyo

Rendirse no es una opción

Hoy queremos hablar de una historia muy especial. En realidad es una historia que son muchas historias. La historia de muchas personas cuya vida cambia en un instante, sentados en la consulta de un médico. Es la historia de como el diagnóstico de una enfermedad puede cambiar ese rumbo en la vida que creíamos marcado por nuestra propia voluntad, por nuestras decisiones.

Esto fue lo que le pasó a Ramón Arroyo. A los 32 años le diagnosticaron esclerosis múltiple, una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central. Esta enfermedad puede variar mucho según cada persona, aunque en el caso de Ramón las consecuencias parecían claras: una pérdida progresiva de la movilidad que le postrarían en breve en una silla de ruedas.

Lo primero que hizo este bilbaíno fue negar la enfermedad por un tiempo, pero cuando se dio cuenta de que lo único que conseguía era dejar las puertas abiertas a los primeros síntomas, decidió empezar a correr para fortalecer sus músculos y mejorar su coordinación. Los pronósticos de los médicos no eran muy positivos, ya que le auguraron que no podría recorrer ni los cien metros que separaban su casa de la parada de metro más cercana. Pero anduvo esos cien metros, y sólo fue el principio. Después de esos cien metros, llegaron los kilómetros en maratones populares, y así hasta que en 2013 completó el ironman de Barcelona.

Uno de los objetivos de Ramón más allá de su espíritu de superación y de las ganas de ganarle terreno a su enfermedad, era mostrar las diferentes caras de la esclerosis. Su evolución es diferente en cada paciente, y es un error caer en el abandono una vez diagnosticada. Suponía que, como diagnosticado de esclerosis que corre maratones y carreras populares, su historia podría alcanzar cierta difusión en las redes sociales. Y así fue como empezó, pero más adelante fueron muchos los medios de comunicación que se hicieron eco de su sorprendente historia. Y la cosa no se detuvo ahí, pues la historia de Ramón fue llevada al cine en la película “Cien metros” protagonizada por Dani Rovira.

Así, ha servido de altavoz para todos aquellos que padecen esta terrible enfermedad, en torno a la cual existe una preocupante desinformación. Es por ello, que desde Preventiva Seguros hemos querido sumarnos a su causa para seguir realizando proyectos de concienciación de la ciudadanía sobre lo que conlleva convivir con la esclerosis múltiple. Pero de ello os hablaremos en los próximos días.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 19/10/2017