Ideas para montar tu despacho en casa

Crear una zona de trabajo en casa

Ya seas trabajador autónomo o estudiante, necesitas un lugar en tu casa para realizar tus tareas con una máxima concentración. Los espacios de trabajo en casa cada vez están más demandados, ya que nuestra sociedad está comenzando a apostar por el teletrabajo. Y montar la oficina en casa se ha convertido en una necesidad real. Por ello, muchos decoradores e interioristas explican cuáles son las claves para escoger los mejores espacios dentro del hogar donde establecer nuestro área de trabajo.

 

Cómo organizar mi oficina en casa

Lo primero que hay que tener en cuenta es la cantidad de luz y de ruido que hay en cada habitación de tu casa. Es importante ubicar nuestro espacio de trabajo en zonas con luz natural, pero que no sea directa sino lateral, para que no incida sobre nosotros y nos incomode. Además, estaría muy bien que fuera un lugar silencioso, en la medida de lo posible, aunque siempre puedes utilizar tapones o insonorizar la habitación.

En ningún caso elijas tu dormitorio como espacio de trabajo, porque es el lugar donde vas a descansar. Y, puede que, estar junto a la cama te provoque sueño. Si no te queda más remedio, organiza el dormitorio de forma que existan dos espacios diferenciados: trabajo y descanso. Es preferible montar tu propio despacho en el salón o en otra habitación donde colocar un escritorio.

Por otro lado, si cuentas con poco espacio para crear tu zona de trabajo te recomendamos aprovechar verticalmente cada hueco, colocando estanterías. Distribuye en cada balda los objetos e imprescindibles de papelería, creando armonía. No utilices colores muy fuertes o vivos que puedan despistarte, apuesta por tonos neutros o pastel que ayuden a concentrarte.

La decoración influye en nuestros hábitos y estado de ánimo, además de mantener el orden, es imprescindible que montes tu despacho siempre con un toque personal y en un ambiente agradable. Piensa que vas a pasar muchas horas en él. Lo más aconsejable es utilizar tonos cálidos y neutros en muebles lisos (que no sean transparentes); una buena silla ergonómica de escritorio y un reposapiés cómodo. Evita, siempre que puedas, que no se vean los cables de tus equipos de trabajo. Atrévete a crear un espacio diáfano, pero con personalidad, donde ningún objeto pueda distraerte y te sientas tan cómodo que no puedas parar de trabajar. Puedes utilizar plantas de interior, guirnaldas de luces, o elementos decorativos varios que te relajen e inspiren.

Como cada persona es un mundo y cada casa es muy particular, cómo crear una zona de trabajo en casa depende de cada cual. Pero, en resumen, lo más importante es escoger el lugar más cómodo y tranquilo para trabajar y darle un toque personal para sentirte como un profesional. ¿Tu también trabajas en desde casa, y tienes tu propio espacio?

 

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 26/09/2019