Acondiciona para vender

Acondiciona para vender

Despersonaliza tu inmueble

El Home Staging es una técnica de venta surgida en Estados Unidos a mediados de los años 80. En los últimos años, se ha puesto muy de moda en Europa, especialmente en países tales como Francia, Suecia o Inglaterra. La llegada de internet como herramienta de venta, ha posibilitado ampliar el abanico de viviendas a las que un comprador potencial tiene acceso, al menos desde el punto de vista visual. El Home Staging pretende crear un punto diferenciador en las viviendas, aumentando así su posibilidad de venta.

Muchas veces, el Home Staging se suele confundir con la decoración de interiores, cuando en realidad hay bastante puntos en los que es bastante opuesto. La decoración está planteada para acondicionar y vestir una casa de acuerdo con los gustos y necesidades del inquilino que la habita. EL Home Staging, en cambio, pretende hacer la casa atractiva para el mayor número de compradores (o inquilinos, en le caso del alquiler) posible. Para ello, la despersonalización es sumamente importante, ofreciendo al espectador una visión idealizada de la casa, como de revista, pero al mismo tiempo permite que este la imagine decorada a su gusto. Para ello, se suele prescindir de una decoración temática, que pude coincidir (o no) con la del interesado. Optaremos en cambio por colores neutros: blancos, grises y ocres. El mobiliario ha de ser igualmente neutro, y mas bien escaso. Muebles prácticos, y a poder ser nuevos o casi nuevos. No es necesario hacer una gran inversión en mobiliario, pues lo que ofertamos es la casa, no los muebles. Las plantas suelen ser una opción idónea, así como las paredes blancas, y la optimización de la luz natural en las fotos. Los stores son una mejor opción que las cortinas, y es importante arreglar cualquier desperfecto que pueda tener la casa, nunca esconderlo. Igualmente, es importante retirar las fotografías, pues son algo demasiado personal.

El Home Staging también se puede usar para buscar compañeros de piso. En este caso es necesario que la habitación disponible sí que sea totalmente neutra en lo referente a decoración. Sin embargo, las zonas comunes es conveniente dejar que asome el decorador que llevamos dentro. Unas pinceladas de nuestros gustos personales nos ayudarán a encontrar a gente compatible con nosotros. Sin embargo es conveniente que la casa de la impresión de que hay hueco para uno más. No debemos saturar todo con nuestras cosas, y una sensación de amplitud y de elección neutra será bienvenida por los potenciales inquilinos.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 31/07/2017