Hipotecas para jóvenes

Hipotecas para jóvenes

¿Me conviene una hipoteca joven?

Si eres joven, aún tienes mucha vida por vivir, mucha gente que conocer, y muchos lugares a los que viajar, pero también necesitas un sitio al que volver, solamente tuyo y que se convierta en un hogar. Así que, ¿por qué no una hipoteca joven? En los últimos años, la crisis ha afectado al sector inmobiliario, por lo que las hipotecas jóvenes son una buena opción de acceso a la vivienda.

Qué es la hipoteca joven

Esta se dirige a la compra de la primera vivienda para jóvenes hasta 35 años, con unas ventajas exclusivas. Por un lado, el plazo de amortización es más largo, es decir, podrás devolver el dinero prestado en un plazo mayor, ya que al ser joven, dispones de más tiempo para hacerlo. Por lo tanto, y al ser un pago más prolongado, la cuota mensual será más baja.

También tendrás mayor flexibilidad para el pago de tu hipoteca, con la posibilidad de un periodo de carencia sin tener que negociarlo. Esto es un cierto tiempo durante el que el banco te da la posibilidad de pagar una cuota mensual más reducida, debido a que se te generen unas necesidades económicas extras. Tú eliges cuando usar este periodo y tras su finalización, deberás devolverle al banco la diferencia. Otra de las ventajas es que podrás financiar más del 80% de valor de la propiedad, y en algunos casos hasta el 100%.

Qué requisitos son necesarios cumplir

Como decíamos anteriormente, no puedes tener más de 35 años si quieres optar a una hipoteca joven, y el motivo de ese límite es que las ventajas van asociadas a ese plazo de amortización más prolongado, que le asegura al banco tenerte por cliente más años, y a ti como usuario, tener una cuota de pago más baja.

Otro de los requisitos que suelen solicitar los bancos es la contratación de productos adicionales como seguro de vida, de la vivienda, cuentas o tarjetas. Estas se denominan ‘condiciones de la vinculación’, y van asociadas al interés de la hipoteca, es decir, que cuantos más servicios del propio banco contratemos, mejor será el tipo de interés de la hipoteca. Esto no solo es característico de las hipotecas jóvenes, sino que también se suelen dar en las cotidianas. Otra cosa que se suele aportar para estas hipotecas es una entrada inicial, que sería el porcentaje que no financies de la hipoteca. En el caso de financiarla al completo, no deberás de abonar ninguna cantidad.

Y por supuesto, la documentación necesaria para acreditar que, en efecto, tienes la capacidad económica de hacer frente al pago mensual de la hipoteca. Para este caso, se suele pedir la declaración de la renta, las últimas nóminas, el historial laboral y las declaraciones de IVA en el caso de que seas autónomo. En el caso de que no tengas antigüedad laboral, el banco puede solicitar una persona que te avale económicamente.

Qué opciones hay

Hay varios bancos que, con el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda de los jóvenes, ofertan hipotecas específicas de este tipo con unas condiciones más flexibles. Aquí hablaremos de Kutxabank y BMN.

En el caso de Kutxabank, con la estandarizada edad marcada, de los 35 años, ofrece una bonificación del 0.25% en el tipo de interés hasta que el mayor de los titulares del hogar cumpla los 35 años. Además, una financiación de hasta el 80% de la hipoteca, lo que significa que de entrada, solamente tendrás que abonar el 20%. Este banco tampoco te da comisiones de apertura, y como hablábamos anteriormente, se puede solicitar libremente un periodo de carencia.

Para acceder a la hipoteca de este banco, deberás domiciliar una nómina por un importe igual o superior a 3.000€ mensuales, consumo con la tarjeta igual o superior a 3.600€, una aportación de un Plan de Pensiones de 2000€ y una contratación de un seguro de hogar o de vida.

En el caso de BMN, solo financia hipotecas hasta los 31 años, momento de contratación del préstamo. Su tipo de interés es de 1,50% TIM el primer año, con un Euribor de +1,00% del segundo al cuarto año, y del +1.49% el resto. Se financia hasta el 90% y sin compromiso de apertura.

Como requisitos está la domiciliación de nómina en Globalcaja, la contratación de un seguro multirriesgo de hogar, una tarjeta de débito, seguro de vida y tarjeta y buzón virtual activados.

Otras entidades como el Banco Santander, BBVA o Caixabank, también ofrecen hipotecas para menores de 35 años pero no individualizada, sino que adaptan las condiciones en función del perfil del cliente.

Sabemos que introducirse en una hipoteca es una decisión complicada que necesita reflexión, pero para ello, aquí te explicamos en qué consiste. El objetivo de la hipoteca joven es ayudar a este colectivo a poder obtener una vivienda. Para ello, los bancos ofrecen medidas flexibles y adaptativas que se pueden compaginar con la capacidad adquisitiva.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 5/03/2018