Hipotecas al 100%

hipotecas al cien por cien

Ventajas e inconvenientes.

Vivimos en una época en el que el precio de la vivienda no para de subir mientras que los sueldos se encuentran estancados. Esta situación complica cada vez más la posición de las familias que quieren comprar una vivienda. La capacidad de ahorro se ha visto mermada, y esto imposibilita el poder pagar la entrada de una casa. Debido a esto, muchos usuarios están solicitando el acceso a hipotecas al 100%. Este tipo de hipotecas no son ofertadas habitualmente por los bancos, aunque es cierto que se conceden en determinadas ocasiones. En el siguiente artículo explicaremos como se puede acceder a una de estas hipotecas y los riesgos que entraña contratarlas.

Si queremos solicitar a nuestro banco una hipoteca al 100%, en vez de el 80% habitual, es importante saber que estas no se comercializan abiertamente, y que las conceden bajo condiciones excepcionales. Estas condiciones suelen ser las siguientes:

Cuando el valor de tasación está por encima del precio de compraventa.

Existen bancos que ofertan la posibilidad de financiar el 80% del valor de tasación de la vivienda. Debido a esto, se pude producir que la cuantía financiada por el banco sea equivalente al precio total del inmueble. En este caso, no estaremos accediendo a una hipoteca con condiciones diferentes, simplemente estaremos consiguiendo más dinero debido a cómo está planteado el préstamo hipotecario.

Cuando nuestro perfil como solicitante es óptimo.

Si tenemos un perfil que garantiza nuestra solvencia económica, un alto nivel de ingresos y ningún tipo de deudas, es posible que podamos llegar a conseguir una financiación más alta, pudiendo esta llegar a conseguir hasta el 100% de la financiación. Aunque si nuestro perfil es tan fiable, debemos considerar si lo mejor es solicitar el 100%, o seguir los cauces habituales para conseguir nuestra hipoteca.

Inmueble comprado a un banco.

Existen entidades bancarias que disponen de hipotecas al 100% para financiar la compra de algunos de sus bienes inmuebles. Es una manera de dar salida a productos inmuebles a los que no se les está obteniendo ningún beneficio al tiempo que consiguen un contrato hipotecario con personas que, de otra manera, no podrían acceder a la compra de una vivienda. Este tipo de hipotecas tienen una duración mayor, que puede llegar incluso a los 40 años, y permiten en ocasiones solicitar una carencia durante los primeros años.

Ventajas de las hipotecas al 100%

Más que de ventajas, deberíamos hablar de ventaja, ya que el único punto a favor de contratar una hipoteca al 100% es la posibilidad de acceder a una vivienda sin tener liquidez suficiente para adelantar una entrada. Sin embargo este tipo de préstamos hipotecarios conllevan una serie de riesgos de los que te informamos a continuación.

Inconvenientes de las hipotecas al 100%

Que tengamos acceso a una de estas hipotecas no significa necesariamente que contratarlas sea lo más recomendable. Al contrario, este tipo de contratos tiene un mayor índice de impago que las demás hipotecas. Esto es debido a que, al solicitarse una cuantía económica mayor, se traduce como unas mensualidades mayores, y/o una duración del contrato más larga.

Hemos de ser conscientes de que el préstamo hipotecario no incluye los gastos de escrituración de un bien inmueble. Es por ello que, si no contamos con un mínimo de ahorros, seguiremos sin poder acceder a la vivienda deseada. Dichos gastos de escrituración suelen ser de entre el 10 y el 15% del valor total de la casa, por lo que supone un desembolso importante.

Es por ello que, si no tenemos el dinero suficiente para adelantar una entrada, y contamos con la posibilidad de acceder a una hipoteca al 100%, debemos planificar nuestro futuro atendiendo a la duración del contrato así como a las mensualidades a las que tenemos que hacer frente. De lo contrario, corremos el riesgo de caer en el impago y acabar perdiendo nuestra vivienda.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 28/09/2018