Gestiones bancarias desde casa

Gestiones bancarias desde casa

Ahórrate pasar por tu banco

Las nuevas tecnologías están derivando en una mayor comodidad y flexibilidad para el consumidor a la hora de realizar cualquier gestión. Hacemos la compra semanal por internet, pedimos cita para nuestro médico de cabecera, reservamos vuelos y hoteles online. Sin embargo, todavía existen muchos usuarios que se resisten a la hora de hacer gestiones bancarias por internet. El miedo a la estafa, el hackeo de cuentas y el phishing hace que todavía haya internautas que prefieran realizar ciertas operaciones en la oficina física de su banco. Pero el ahorro de tiempo, la comodidad y la garantía de evitar colas tediosas hace que la balanza se vaya equilibrando año tras año. Para los más rezagados, os dejamos una lista de operaciones bancarias que puedes realizar fácilmente desde la comodidad de tu casa o puesto de trabajo.

Abrir una cuenta

Tan sencillo como darse de alta como usuario en cualquier otra web o plataforma. Haz una prospección de las ventajas e inconvenientes que te ofrece cada banco, y una vez elegido, regístrate. En algunos bancos la mecánica puede variar, pero no te preocupes por nada. Ellos te irán guiando paso a paso de todo lo que debes hacer, y si te pierdes suelen tener un asistente virtual, o un número de atención gratuito.

Realizar transferencias

Podrás ordenar todos tus pagos desde casa. El alquiler, transferencias a otros particulares o incluso transferencias entre tus propias cuentas. No te preocupes por la seguridad. Normalmente tu oficina bancaria online te pedirá una firma digital que únicamente tú conocerás. En muchos casos, los bancos envían un código por teléfono que deberás introducir para finalizar tu transacción, para ofrecerte aún más seguridad.

Sacar dinero

Si bien, no es estrictamente cierto que puedas realizar esta operación sin salir de casa, los clientes de los bancos están cada vez menos atados a los cajeros. Desde hace no mucho tiempo, algunos bancos permiten la retirada de dinero en metálico desde ciertos establecimientos, tales como comercio o gasolineras. Consulta las condiciones de tu banco, pues hay ocasiones en los que puede suponer un cargo extra.

Bloquear la tarjeta

En el caso de perdida o robo de nuestra tarjeta, ya no es necesario esperar a que abran nuestra sucursal más cercana para poder bloquearla. Desde la oficina online de nuestro banco, podremos inutilizarla, y solicitar un duplicado, sea la hora que sea. Así te asegurarás de que ningún desaprensivo la utiliza sin tu consentimiento.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 22/09/2017