Equivocaciones al hacer la declaración

Equivocaciones al hacer la declaración

¿Cómo lo soluciono?

La cuenta atrás para que concluya el plazo para presentar la declaración de la Renta ha empezado. Estamos a una semana de que finalice el tiempo de entrega, y los más rezagados son los más propensos a cometer fallos a la hora de presentar la documentación, por culpa de las prisas.

Cometer un error a la hora de presentar la declaración de la renta, o validar un borrador erróneo, es algo más común de lo que imaginamos. De hecho, se estima que en torno al 30% de los borradores presentados contiene fallos que favorecen a la Administración Pública, bien porque la devolución es menor a la que realmente nos pertenece, o porque la cuantía a pagar es superior a la correspondiente.

Pero como errar es humano, existen alternativas para enmendar estos errores y no pagar de más ni que nos devuelvan de menos.

En primer lugar, es importantísimo revisar bien el borrador. Obviamente, lo óptimo es revisarlo antes de la entrega, pero si esta ya está hecha, volver a repasarlo nunca está de más. Si encontramos algún fallo, las vías de actuación dependerán del resultado.

El fallo nos es beneficioso

En el caso de que hayamos cometido algún error, se pueden dar dos escenarios posibles. El primer supuesto que se puede dar, es que la Declaración fallida nos beneficie económicamente, bien porque la cantidad a pagar sea inferior a la debida, o bien porque la cuantía que nos van a devolver sea superior a la que realmente nos corresponde. En este caso, la solución pasa por presentar una declaración alternativa. Esta documentación se puede presentar online a través de la web de la Agencia Tributaria.

El error nos perjudica

Si el fallo cometido beneficia a la Agencia Tributaria, tenemos dos opciones posibles. Este año y como novedad, podemos rectificar mediante la página de la Agencia Tributaria que hemos mencionado anteriormente. Otra solución posible es solicitar mediante un escrito la rectificación de nuestra declaración en la oficina física que nos corresponda.

Ante cualquier duda podemos informarnos en las Oficinas de la Agencia Tributaria o en el teléfono que esta pone a disposición del contribuyente. Así mismo, si tenemos contratados los servicios de una gestoría, su asesoramiento en estos casos también nos puede ser de ayuda.

En cualquier caso, y tal y como hemos señalado al inicio del post, hacer una revisión exhaustiva antes de presentar la declaración no puede evitar complicaciones posteriores.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 26/06/2017