Diferencias entre VPO, VPT y VPP

Diferencias entre VPO, VPT y VPP

A la hora de comprar una vivienda hay una serie de opciones desarrolladas para facilitar este proceso a las personas que no pueden acceder a una vivienda libre.

VPO

Una Vivienda de Protección Oficial (VPO) es aquella que cumple con una serie de requisitos marcados por la Comunidad Autónoma, como pueden ser: Tener hasta 90 metros cuadrados, la prohibición de venderla antes de 10 años y ser la vivienda habitual.

Son viviendas financiadas por entidades públicas o privadas por lo que disfrutan de un precio más bajo que la vivienda libre, esto es así para garantizar el acceso a una vivienda digna a todos los colectivos.

VPT

Dentro de las VPO están las Viviendas de Precio Tasado (VPT). Son las que tienen un valor máximo estipulado que normalmente es menor que las VPO, y por consiguiente son las que tienen más restricciones para acceder a ellas. 

Aunque cada Comunidad Autónoma tenga su normativa, las VPT no pueden exceder los 120 metros cuadrados, también tiene que ser la vivienda habitual del comprador y debe ser ocupada en un plazo máximo de 3 meses desde su entrega.

VPP

La compra del suelo, la financiación y la construcción son gestionados por un ente público en la Vivienda de Promoción Pública (VPP). Su principal característica es su reducido precio, establecido para facilitar a los jóvenes el acceso a la vivienda. Normalmente la entrega de una VPP se realiza mediante un sorteo o un concurso público.

Cada Comunidad Autónoma decide el tipo de vivienda que va a promocionar aunque la más utilizada es la Vivienda con Protección Pública de Precio Limitado (VPPL). Esta modalidad debe cumplir una serie de características: No superar una superficie de 150 metros cuadrados, estar dentro del Precio Máximo Legal de Venta, ser ocupada en un plazo máximo de un año y ser la vivienda habitual del interesado. Además, los ingresos familiares no deben superar siete veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.

Requisitos más importantes

Para acceder a una VPO se tiene que cumplir una serie de requisitos en donde destaca el de no superar unos ingresos máximos estipulados por la Administración.

Asimismo, los interesados en la compra de una VPT no pueden superar una franja de ingresos determinada, muchas veces inferior a los de las VPO.

Finalmente, el requisito más importante para adquirir una VPP es el de estar empadronado en el Ayuntamiento donde se construye la vivienda.

Recuerda que todas las decisiones están sujetas a la normativa que establecen las Comunidades Autónomas, por lo que son éstas las que siempre tienen la última palabra.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 13/05/2016