Contra las alergias en casa

Contra las alergias en casa

Protégete de las alergias también en casa

Nos encontramos en una época complicada para todo aquel que sufra las consecuencias de una alergia. Y es que el ambiente está cargado de polen y de todas las impurezas que levanta la primavera. En muchas ocasiones pasear por la calle es algo dificultoso y muchas personas se deben de proteger ante los agentes externos pero, ¿y qué pasa dentro de nuestro hogar?

Todo lo que circula por el exterior puede entrar fácilmente en nuestro hogar y provocar que también allí sintamos los clásicos síntomas alérgicos como estornudos, moqueo y malestar. Pero para que no pase eso, existen algunos trucos para proteger la casa las alergias primaverales.

El salón, epicentro de la defensa

Si tus alergias te producen malestar, es muy recomendable que le pases una mano de limpieza a los filtros del aire. Aunque es un lugar al que no le prestamos especial atención, puede convertirse en un foco de impurezas que resulta perjudicial para la respiración. Tampoco está de más que limpies antes cualquier resto de ácaros, polvo o polen que se pueda haber depositado sobre los muebles. Incluso dentro de casa estamos en continuo movimiento, por lo que con facilidad levantamos cualquier partícula que acaba flotando en el ambiente.

No te olvides de sacudir las alfombras sobre todo si han sido pisadas con calzado que viene de la calle. El polen del exterior también se deposita en el suelo y, tras pisarlo, es muy probable que lo transportemos hasta nuestro hogar. Sin embargo, simplemente debemos sacudir con cierta regularidad las alfombras para librarnos de cualquier problema.

En cuanto a la ventilación del hogar, procura no hacerla mientras los niveles de polen sean altos, ya que cualquier resto entrará con facilidad por la ventana. Si necesitas en tu hogar acceso al exterior, procura hacerlo después de media mañana. Y por ende, presta especial atención a las ventanas. Límpialas y mantenlas bien cerradas, ya que puede ser otro foco por el que accedan las partículas.

El dormitorio también requiere protección

Indispensable es que el lugar en el que dormimos esté limpio y el polen no llegue hasta él. Además de, una vez más, tener cuidado con la ventilación y las ventanas, en la época primaveral es necesario que cambies dos veces por semana las sábanas, sobre todo si tienes predisposición a que los efectos de la alergia te afecten en mayor medida. Lo mismo pasa con las mantas. Mantén cualquier elemento de tela siempre limpio para que no acumule nada que nos produzca reacción.

Las mascotas también pueden transportar polvo, polen o cualquier elemento alérgico. Procura mantenerlas fuera de tu dormitorio, ya que en su pelo se pueden transportar estas partículas y depositarse en la cama, almohadas o cojines. Y como complemento tienes la opción de aspirar el colchón un par de veces al mes. Con este conjunto de medidas tu espacio de descanso estará protegido.

Una cocina libre de alergias

Es importante mantener la cocina libre de humedades, puesto que se puede generar moho sin apenas darse cuenta. No es necesario recalcar más en la especial atención que hay que prestarle al polvo del ambiente, pero de la misma manera, la cocina es una espacio en el que hay comida, para lo que un buen cuidado es indispensable.

Que cualquier elemento alérgico se deposite en los alimentos es realmente perjudicial para la persona que sufre los efectos, por lo que procuraremos no dejar comida fuera de la nevera o los armarios, mantener la encimera siempre limpia y seca, y sacar la basura con asiduidad para que las impurezas no se conglomeren.

Un buen truco es utilizar el extractor de humo mientras se cocina. Este que se encargará de absorber cualquier elemento que haya en el aire además del humo producido por la cocina. Ponle especial esmero a la placa de cocción y a la nevera pero sin olvidarte tampoco de la mesa, ya que finamente es el lugar sobre el que vas a comer.

Tu hogar es tu santuario

En Seguro Reinicia tenemos clara la importancia del hogar en la vida de cada persona, y por ese motivo te ofrecemos algunas claves para que estés lo más cómodo posible. La primavera es una estación complicada, y sobre todo, como decimos, para todos los alérgicos que sufren fuertes reacciones.

No dejes de lado la protección de tu casa y simplemente siéntete bien. Nuestro hogar es el espacio de retiro en el que descansamos nuestro cuerpo y mente tras todo el día de trabajo. Lo primordial es que siempre estés cómodo en tu lugar personal, porque recuerda, es el único sitio que es solamente tuyo y en el que puedes evadirte de todo el exterior.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 18/05/2018