Consejos para vender tu piso

Consejos para vender tu piso

Agiliza la venta de tu vivienda

Poner en venta un piso de tu propiedad es una buena manera de obtener un beneficio económico, a la vez que ofrecer a otras personas la posibilidad de tener un lugar al que volver tras el trabajo y sentirse cómodo y relajado. Hoy en día, cada vez más personas realizan esta actividad para dar provecho a viviendas que no usa. De esta manera se ofrece un servicio a la vez que se obtiene una ganancia.

Sin embargo, antes de sacar a la venta una propiedad, es necesario que sigas algunos pasos previos. Por ese motivo, hoy te traemos algunos consejos para poner tu piso en venta, que te ayudarán a tener una visión clara sobre la situación del mercado y las posibilidades que tienes a tu disposición para ofrecer el mejor servicio.

Qué tener en cuenta

Lo primero que debes hacer para poner en venta tu vivienda, es hacer una valoración de la misma. Hoy en día, para vender un piso o casa es muy habitual solicitar una tasación para así conocer el valor del inmueble. Para ello puedes contactar con un tasador que evalúe el estado y las características de tu casa. Él se encargará de darte toda la información necesaria en este paso previo.

Mientras, también es importante que investigues la situación del mercado. Analiza el precio de las viviendas que se encuentran en la misma zona y que poseen características similares a la tuya. Para ello, la web es una de las mejores herramientas. Una investigación en Internet sobre demandas económicas, situación y localización de los inmuebles, resulta de gran ayuda con el objetivo de saber qué solicitar por el tuyo propio.

Para poder definir el precio también es fundamental que tengas en cuenta los gastos que deberás afrontar antes de la venta. Y es que debes preparar tu casa para adecuarla al mercado. El factor subjetivo es realmente importante a la hora de decidir si quieres vivir en un domicilio u otro, por lo que no está de más que decores la vivienda y la acomodes para satisfacer todas la necesidades de los posibles inquilinos.

Haz una puesta a punto. Si hay pequeños defectos visibles este es el momento de repararlos. Enchufes, bisagras o imperfecciones en la pared… Un repaso a todo esto puede suponer la venta exitosa. Todo ello, acompañado del orden y la limpieza, hacen del piso en venta un lugar al que los compradores puedan acomodarse.

La salida al mercado

Una vez reorganizado el piso, lo primero que debes hacer es una serie de fotos que muestren las características del inmueble. Procura hacer una por cada estancia del piso para que el comprador pueda ver todo lo que ofreces. Un anuncio con pocas fotos no es recomendable, ya que causa inquietud y recelo al adquirente potencial ante la falta de información.

A continuación procede a elaborar un texto con todas las cualidades y características del piso. Ten cuidado con la redacción y exprésate con palabras claras. Cuanto mejor entienda el comprador, más éxito tendrás en la venta de tu piso.

Haz una lista de todo lo bueno que tiene la vivienda, desde el número de habitaciones, los metros cuadrados, hasta el tipo de mobiliario o electrodomésticos que incluye. Un punto a favor es que hables del vecindario en el que se encuentra, para que así el comprador tenga una idea sobre el entorno.

Durante las visitas

una vez que tengamos todos los pasos previos listos y los posibles compradores te llamen para hacer una visita a tu inmueble, existen así mismo, ciertos aspectos que debes de contemplar. Lo primero, procura que los invitados vayan con cita previa, ya que además de la casa, tú también debes estar preparado.

Es importante que haya la menor gente posible durante la visita, es decir, que solo os encontréis en el piso los compradores y tú. De esta manera se sentirán más cómodos y podrán preguntarte con total confianza cualquier cuestión, ojear las habitaciones e imaginarse cómo sería vivir allí.

Llevales por la casa y muéstrales cada una de las cualidades. Toma las riendas de la visita y comunícales todo lo que esa vivienda les puede ofrecer. Mostrar interés también es realmente importante, ya que los compradores se sienten seguros y positivos ante la posible adquisición.

Un piso, un hogar

Una vivienda es mucho más que un lugar en el que dejar las cosas. Representa un espacio tuyo y personal en el que puedes descansar y sentirte cómodo al final del día. Al vender un inmueble, pones a disposición de las personas la posibilidad de encontrar ese lugar perfecto en el que vivir.

Con estos consejos conseguirás sacarle el mayor partido a tu piso, lo que te llevará a una venta segura. Todos ellos son importantes, desde la valoración hasta la visita del inmueble, por lo que si sigues cada uno de los pasos, en poco tiempo tu piso conseguirá unos nuevos inquilinos.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 19/06/2018