Consejos para sobrevivir al invierno

Consejos para sobrevivir al invierno

Mantén la casa caliente sin arruinarte

Parece que cada año que pasa el invierno se retrasa más. Y aunque somos conscientes de lo necesarias que son la precipitaciones invernales, no podemos evitar desear que las bajas temperaturas se retrasen lo máximo posible, pues sabemos el gasto extra que genera en nuestros bolsillos. Ya en verano ofrecimos una serie de consejos para ahorrar consumiendo menos energía al tiempo que nos manteníamos frescos en nuestro hogar.

En esta ocasión vamos a invertir la finalidad de los consejos: como mantenernos calentitos en casa sin que se dispare nuestra factura de electricidad o gas derivado de la calefacción.

Temperatura constante

Mantener el termostato a una temperatura constante de 21 grados resulta más económico que subir o bajar el termostato según el día o el momento. Calentar una casa entera desde cero supone una inversión energética mucho mayor que mantener esta a una temperatura permanente.

Subir las persianas sólo a mediodía

Las ventanas son uno de los puntos por los que se produce una mayor fuga térmica en los meses de invierno. Es por eso que solo debemos abrir las persianas en las horas centrales del día. En estas horas en las que la temperatura externa es más alta, podemos aprovechar la luz natural, así como ventilar la casa para evitar que se produzcan humedades. Mantenerlas bien cerradas cuando el sol empieza a caer evitará que los grados bajen en el interior de nuestra vivienda.

Purgar radiadores

Sacar el aire de los radiadores anualmente nos ayudará a mantenerlos en un estado óptimo durante más tiempo. Así garantizamos que toda la energía que consuman se traduzca a modo de calor. Así mismo, es obligatorio realizar revisiones periódicas a las calderas. Ya sea el servicio técnico de la marca de nuestra caldera, o la compañía del gas, es imprescindible que nuestra caldera esté siempre a punto.

Abrigarse en casa

No hablamos de estar dentro de casa con guantes, gorro y abrigo. Si, como hemos indicado antes, mantenemos la temperatura a 21 grados de media, bastará con un pantalón largo y cómodo y una sudadera para estar bien calientes. Una mantita para el sofá y un nórdico o edredón para la cama nos garantizarán no pasar nada de frío.

Aislar bien la casa

Invertir en aislamiento térmico para ventanas y paredes tiene un retorno económico asegurado. Una casa bien climatizada y sin fugas nos permitirá ahorrar entre un 20 y un 50% en la factura mensual.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 30/11/2017