Cómo puedo financiar una segunda vivienda

Cómo conseguir una hipoteca para tu segunda vivienda. Conseguir una hipoteca para una segunda vivienda. Otras hipotecas.

Consigue una hipoteca para tu segunda vivienda

Hay un momento en la vida en el que la adquisición de una segunda vivienda se convierte en una idea muy atractiva. La posibilidad de poder romper con la rutina y escapar del agobio de la ciudad en cualquier momento del año para fugarnos a un apartamento en la playa o una casita en mitad del campo hace que merezca la pena un esfuerzo económico. Sin embargo casi siempre existe un problema que traza una barrera para conseguir ese sueño: la financiación.

Conseguir una hipoteca suele resultar una tarea bastante más compleja cuando la finalidad es financiar una segunda vivienda. Normalmente las exigencias de las entidades bancarias suelen ser más restrictivas, al tratarse normalmente de la compra de un inmueble con una finalidad de ocio, y no de una necesidad como suele ser la primera vivienda.

Debido a esto, el porcentaje de financiación de la hipoteca suele ser más bajo, y los intereses más altos.

Para conseguir la mejor financiación posible, es aconsejable seguir los siguientes pasos, según nuestra situación.

Si nuestra primera vivienda está libre de cargas, podemos solicitar la hipoteca sobre esta, y usarla para pagar la segunda vivienda. O bien podemos solicitar la hipoteca sobre la segunda vivienda y usar la primera como garantía. En este último caso, lo que obtendremos será un hipoteca sobre los dos inmuebles.

En el caso de que aún estemos pagando la hipoteca sobre nuestra primera residencia, tenemos dos opciones.
La primera sería solicitar una segunda hipoteca sobre nuestra vivienda habitual. Así tendríamos dos cuotas sobre nuestra casa, pero la segunda residencia estaría libre de hipotecas.

La segunda opción es bastante parecida. Consistiría en solicitar una segunda hipoteca sobre la primera vivienda que usaríamos para anular la primera hipoteca y pagar la segunda vivienda. O bien, ampliar la hipoteca inicial sobre la primera vivienda. En ambos casos, tenemos una sola hipoteca sobre nuestra casa, y ninguna sobre la segunda vivienda.

Otra opción sería solicitar una segunda hipoteca sobre la segunda residencia, mientras pagamos la primera hipoteca sobre nuestra vivienda habitual. En este caso, obtendríamos dos hipotecas sobre dos viviendas. En este último caso, tanto nuestra situación económica y capacidad de reembolso, como la valoración y coste de la segunda vivienda definirán las condiciones de la segunda hipoteca.

En todos estos casos, es importante buscar asesoramiento para saber cuales son nuestras posibilidades de negociación.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 29/08/2016