Cómo prevenir incendios

Cómo prevenir incendios

Evita fuegos en tu vivienda

Resulta alarmante que el fuego sea el principal causante de siniestros en las viviendas de nuestro país. Durante el pasado año, se registraron más de 17.000 incendios a lo largo de nuestra geografía. Una lacra que deja tras su paso incontables pérdidas materiales y humanas. Es por ello que debemos ser precavidos. A continuación os dejaremos con una serie de prácticos consejos para evitar incendios en nuestros hogares:

Cuidado con los enchufes

Es importante no sobrecargarlos, teniendo en cuenta la potencia máxima admitida. Enchufar a ellos aparatos que demandan una energía superior a la recomendable puede sobrecalentarlos, lo que puede derivar en que prendan los cables. Por ello es aconsejable el uso de cables halógenos, que son ignífugos y limitan la expansión del fuego.

Revisiones periódicas

No está de más solicitar una revisión de la instalación eléctrica cuando entramos a vivir a una casa de segunda mano, o si nuestra casa tiene ya unos añitos. La instalación de gas y caldera es recomendable hacerla anualmente.

Cerrar por vacaciones

Si vamos a dejar nuestra casa vacía durante un período prolongado de tiempo, es aconsejable apagar los fusibles y cerrar la llave del gas. Así nos aseguramos de que nuestra casa estará libre de accidentes causados por fugas o sobrecargas energéticas durante nuestra ausencia.

Instala un extintor

No hace falta que sea un extintor enorme, con un pequeño extintor de mano es suficiente para sofocar pequeños incendios domésticos antes de que se puedan extender por toda la casa. Si esto lo acompañamos del uso de materiales ignífugos en la decoración, podemos ahorrarnos muchos disgustos.

Mantén limpios los exteriores

Si vives en una casa con jardín, huerto, o que colinda con el campo, es importante que mantengas los exteriores libres de matojos, ramas y hojas secas, especialmente durante los meses de máximo calor. La vegetación seca puede prender fácilmente, originando el incendio desde el exterior de la casa. Si además revistes los exteriores con pintura o materiales ignífugos, mantendrás tu casa mucho más segura.

No dejes el fuego sin supervisión

Tendemos a imaginar que los incendios sólo se producen cuando no hay nadie en casa, y por tanto no hay nadie capaz de controlar las situaciones que derivan en un fuego. Nada más lejos de la realidad. Muchos de estos accidentes se producen cuando los propietarios se encuentran en el interior de su hogar. Dejar un momento el fuego de la cocina desatendido, encender unas velas en una habitación vacía, o fumar un cigarrillo en una habitación con materiales que prenden con facilidad, pueden derivar en catástrofe.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 7/09/2017