Claves para alquilar un piso a estudiantes

Claves para alquilar un piso a estudiantes

Consejos para alquilar tu piso a estudiantes

Los universitarios son unos inquilinos muy peculiares cuyos pagos mensuales están completamente garantizados, en la mayoría de los casos. Aunque en un primer momento pueda parecer una opción arriesgada, supone un beneficio y la demanda está asegurada. Este tipo de alquileres es cíclico y continuo, y centra la demanda en los meses de mayo y junio, para los más previsores; y en septiembre y octubre, para los más perezosos.

Si tienes un piso vacío en una ciudad o zona universitaria el alquiler a estudiantes puede ser la solución para recibir un dinero extra. Así que sigue nuestros cinco consejos y descubre cómo alquilar un piso a estudiantes.

 

1. Anúnciate en Internet

Los recién estrenados universitarios son nativos digitales, y seguramente que vivan lejos de la ciudad a la que van a ir a estudiar. Por lo tanto, no creemos que se desplacen con sus padres para recorrer las calles de su futura localidad buscando carteles de “se alquila” en los balcones. En todo caso lo harán cuando ya hayan encontrado varios pisos online que quieran visitar. Tienes que anunciar tu vivienda en páginas para alquiler de pisos a estudiantes (o para un público general) si quieres alquilarla.

2. Alquila por habitaciones

La mayor parte de los jóvenes busca alquileres por habitación. Es mucho más cómodo para ellos, ya que, están de paso y su futuro es incierto. Así que, depender de amigos o compañeros para encontrar un piso completo en alquiler, que se adapte a todos, es muy complicado. Supone una ventaja tanto para inquilino y propietario alquilar por habitaciones. Así no tienen que repartirse gastos y pagan un precio fijo; no tienen que buscar un nuevo compañero para compartir alquiler en el caso de que una persona deje el piso… Además, también puedes alquilar habitación a estudiantes extranjeros con más facilidad.

3. Incluye los gastos en el precio

Calcula cuánto pueden gastar las personas que vayan a vivir en tu piso, y ofrece un precio que incluya los gastos de luz, agua y calefacción. Seguramente que alquiles más rápido tu piso si también añades a los gastos totales la factura de Internet. Busca una tarifa plana de fibra óptica que te beneficie, y destaca en la descripción online de tu casa esta característica para atraer futuros inquilinos. Puedes incluir un servicio de limpieza semanal, para asegurarte del buen estado e higiene de la casa.

4. Reforma tu piso de alquiler

No le des muchas vueltas a cómo preparar un piso para alquilar a estudiantes, céntrate en lo básico. Piensa que al ser una vivienda de bastante tránsito va a desgastarse con más rapidez. Invierte en tener una cocina equipada, con un frigorífico grande y espacioso. Recuerda cuando eras estudiante y te llevabas los tuppers de casa: compra un congelador adicional y presume de él en la descripción del alquiler. Comprueba que las tuberías del baño funcionen a la perfección y todos los grifos están en buen estado. Y amuebla las habitaciones con lo indispensable para que no tengan que comprar nada: cama, armario, mesita de noche, estantería, escritorio con silla y flexo.

5. Contrato de alquiler seguro

En el contrato de alquiler por habitaciones tienes que reflejar en el precio los gastos que entran. Además, te recomendamos hacer un inventario tanto de la habitación como de las zonas comunes, indicando qué objetos hay en la vivienda. Puedes añadir una cláusula con los derechos y las obligaciones del arrendatario con las normas de la comunidad de vecinos. Muy importante especificar la cuantía de la fianza y la duración del contrato.

 

Si has decidido alquilar tu piso a estudiantes, descubrirás que hay mucha oferta pero aún más demanda. Estudia la zona y los precios de tu competencia y ofrece siempre una opción con valor añadido para diferenciarte del resto. ¡Y convierte tu vivienda en la primera opción de alquiler para universitarios.

 

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 16/04/2019