Cláusulas abusivas de Préstamo Hipotecario

clausulas-abusivas

¿De qué tratan las cláusulas abusivas de préstamo hipotecario

Bueno, este es un punto muy interesante. ¿Sabía que existen más de una treintena de cláusulas abusivas? Cada una es diferente pero todas tienen algo en común, vulneran sus derechos como consumidor hipotecado y es por ello que el Seguro Reinicia revisa su hipoteca, detecta las cláusulas abusivas que contenga y las elimina por usted. Ya que algunas hacen que pague más por su préstamo cuando no debería ser así, otras impiden que pueda conocer cambios que se producen en su préstamo y que por supuesto le afectan. Pero es algo de lo que ya no tiene que preocuparse porque en Reinicia nos preocupamos por usted para que usted no tenga que hacerlo.

¿Qué es una cláusula abusiva?

Son todas aquellas disposiciones no negociadas ni consentidas expresamente que pueden causar perjuicio al usuario debido a un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de ambas partes. Esta definición viene dada por una directiva comunitaria y la ley para la defensa del consumidor.
Según esta ley, las cláusulas con las características que acabamos de nombrar serán “nulas de pleno derecho”. Es decir, el contrato sigue vigente entre las partes, y únicamente estas disposiciones son las que dejarán de aplicarse.

Si queremos saber el carácter abusivo de una cláusula en su contrato, habrá que atender a la naturaleza del bien o servicio objeto del contrato, a las circunstancias concurrentes en el momento de su celebración y al resto de las cláusulas de su contrato.

Siempre conviene que nos informemos al respecto si tenemos ante nosotros un contrato hipotecario, ya que nos podemos encontrar algunas desagradables sorpresas en forma de cláusulas abusivas en nuestros préstamos hipotecarios.

Clausulas abusivas que encontramos en contratos hipotecarios

Estas son solo algunas de las cláusulas abusivas más comunes en los contratos hipotecarios:

Cláusula de suelo

La cláusula suelo es una disposición que el banco puede incluir en el contrato hipotecario con la que establece un tipo mínimo a pagar y que impide al hipotecado beneficiarse de la bajada del Euribor, si éste lo hiciese por debajo del porcentaje establecido por la entidad bancaria.

Podemos encontrar más información de este tema en otro de nuestros post en Academia hipotecaria Reinicia.

Cláusulas de vencimiento anticipado

El banco tiene derecho a reclamar el total, incluidas las cuotas no vencidas, en el caso de impago de una sola cuota o plazo de principal o intereses.
Estas cláusulas pueden aparecer en nuestros contratos hipotecarios de dos formas diferentes, así que debemos estar muy atentos:
• Cláusula de vencimiento anticipado por impago de una sola cuota del préstamo.
• Cláusula de vencimiento anticipado cuando se produzca el embargo de bienes del cliente o resulte disminuida su solvencia.

Intereses de demora abusivos

El banco puede solicitar a los propietarios una cantidad por los intereses moratorios derivada del retraso acumulado del pago de las cuotas.

Pero nunca debería aplicarse un interés a una tasa anual equivalente superior a 3 veces el tipo de interés legal del dinero.

Comisiones por reclamación de posiciones deudoras

Oscilan entre 20 y 30 euros cada vez que se producen. Según el Banco de España, las comisiones de este tipo no responden ningún servicio prestado a los clientes, y se considera abusiva su aplicación automática.

Redondeo al alza de los intereses

Es una cláusula dentro del préstamo hipotecario, en la que el banco fija un redondeo al alza cuando calcula los intereses. Y el banco aplicará el redondeo siempre por exceso a un factor o fracción de punto porcentual.
Pero no todos los redondeos tienen un carácter abusivo, ya que el redondeo a la baja o intervalo más próximo es legal.

Estas son solo algunas de las cláusulas abusivas que podemos encontrar, pero desgraciadamente hay muchas.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 3/12/2016