Cédula de Habitabilidad

La cédula de habitabilidad corresponde a un documento que se debe poseer cuando se va a realizar un alquiler o compra de una vivienda. De esta manera es posible saber si el inmueble se encuentra dentro de las condiciones adecuadas para vivir, es decir, si cumple los requisitos mínimos de higiene, salubridad y seguridad para que una vivienda pueda ser habitada por personas. 

Por lo tanto, que este documento nos acredita el cumplimento del “Decreto 141/2012” formalizándose la legalización del inmueble para su venta o alquiler. Además este documento se exige cuando se contratan o se dan de alta los servicios de luz, agua y gas.

Es importante saber que la cédula se tiene que renovar cada 15 años. Para realizar esta renovación el inmueble tiene que ser inspeccionado por un arquitecto. Si el propietario ya posee una cédula de habitabilidad vigente puede solicitar un duplicado en el departamento regulador que corresponde a las oficinas locales de vivienda que gestionen cédulas de habitabilidad, o bien a las sedes territoriales de la Agencia de la Vivienda y Rehabilitación.

Para llevar a cabo el trámite de la cédula se debe saber qué hay tres tipos, dependiendo de la antigüedad de la vivienda: El primer corresponde a una primera ocupación, es decir, para viviendas que son de nueva construcción o cuando se ha vaciado el edificio, quedando únicamente la fachada. La correspondiente al segundo tipo: primera ocupación de rehabilitación, es decir, para viviendas que han sufrido cambios, modificaciones o una gran rehabilitación como por ejemplo, vaciado de la vivienda o ampliaciones, etc. Y por último tenemos el tipo de cédula de ocupación, que corresponde a viviendas que ya existen.

Si está interesado en realizar este tipo de procedimiento para adquirir una cédula de habitabilidad le sugerimos que se aproxime al departamento regulador de su comunidad autónoma para realizar el trámite de forma presencial o también puede realizarlo por internet vía telemática en las páginas webs oficiales. Para solicitar el duplicado de la cédula de habitabilidad no requiere de ningún coste. Para la solicitud de una nueva cédula de habitabilidad o actualización de la misma el coste de este trámite se encuentra alrededor de los 100 euros en función de la situación territorial del domicilio.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 13/07/2016