Ayudas para adquirir una vivienda

Ayudas para adquirir una vivienda

Ayudas al alquiler y a la compra de una casa

En los últimos años, el precio de la vivienda en alquiler ha experimentado una subida considerable, principalmente en grandes núcleos urbanos, mientras que el precio de compra se mantiene en unos márgenes difícilmente accesibles para muchos, y continua su escalada ascendente, especialmente en las grandes ciudades de nuestra geografía, como Madrid y Barcelona, o en la costa mediterránea. Es por ello que acceder a una vivienda se ha convertido en una odisea cada vez más compleja.

Motivos de la subida de los precios

Los motivos de la subida de precios está definido por varios factores, en muchos casos interconectados. Uno de los factores es el gran flujo de habitantes desde las provincias o las zonas rurales a las ciudades, en busca de trabajo. Al aumentar la demanda por encima de la oferta, los precios se disparan.

Otro motivo de peso es la gentrificación. Los sectores sociales con mayor capacidad adquisitiva prefieren vivir en barrios céntricos, y están dispuestos a pagar más por ello. Esto ha llevado a los propietarios a subir el alquiler a los inquilinos históricos de esos barrios.

Las viviendas de alquiler turístico también son un detonante más en la escalada de precios en las grandes ciudades. El alquiler ocasional para turistas resulta proporcionalmente más lucrativo que arrendar la vivienda a inquilinos permanentes, además de permitir al propietario disfrutar del inmueble ocasionalmente. Esto ha llevado a muchos a subir el precio del alquiler para al menos igualar las ganancias que se obtienen con el alquiler vacacional.

El precio de la compra y del alquiler suelen ir inevitablemente de la mano, si uno sube con respecto a otro, suele conllevar un desplazamiento de la oferta lo que a su vez repercute en el precio a la larga.

Ayudas para el alquiler y la compra

Es por esto que el Gobierno a puesto en marcha una serie de planes de ayuda de acceso a la vivienda. Estos planes se pueden clasificar en dos tipos de ayudas distintos, a la compra y al alquiler, y aunque sus características son diferentes, los requisitos para acceder a ellas son muy similares.

Requisitos para acceder a las ayudas

Uno de los requisitos para poder acceder a este tipo de ayudas consiste en que los ingresos anuales no superen los 22.558,77 euros, ni tampoco tener en propiedad otra vivienda, aunque existen excepciones específicas para casos de familia numerosa o personas con discapacidad. Tampoco podrán acceder a este tipo de ayudas las personas mayores de 65 años con un patrimonio igual o superior a los 100.000 euros.

Ayudas al alquiler para menores de 35

Los inquilinos menores de 35 años cuyos ingresos no superen la cifra indicada más arriba podrán acceder a una ayuda al alquiler de hasta el 50% del precio total.

Otras condiciones para disfrutar de esta ayuda son el no ser propietario de otra vivienda en España, que la vivienda alquilada sea residencia habitual, o que el precio del alquiler no supere los 600 euros, a no ser por causa justificada, como vivir en núcleos urbanos donde el umbral de alquiler sobrepase generalmente esa barrera.

Ayudas al alquiler para mayores de 65

En el caso de los mayores de 65 años, se ofrecen unas ayudas al alquiler similares a las de los menores de 35 años, tanto en cuantía como en condiciones a cumplir, quedando adicionalmente excluidos todos aquellos que posean un patrimonio igual o superior a los 100.000 euros.

Ayudas al alquiler para personas entre 35 y 65

Esta ayuda está pensada para facilitar el pago a personas con rentas bajas. Los ingresos de la unidad de convivencia del solicitante han de ser inferiores a los 22.558,77 euros, con excepciones tales como familias numerosas o tener a cargo a un miembro de la familia con discapacidad. Nuevamente el precio del alquiler no ha de superar los 600 euros, con excepciones extraordinarias en las que se puede llegar hasta los 900. El estado subvencionará como máximo hasta un 40% del precio del alquiler.

Ayudas a la compra de una vivienda para menores de 35

Por último, el plan de ayudas incluye una subvención a la compra de la vivienda para menores de 35 años, aunque aquí las condiciones para ser beneficiario son más estrictas. La ayuda será de hasta el 20%, y para que sea aprobada el solicitante ha de ser menor de 35 años y con unos ingresos inferiores a los 22.558,77 euros. Además, el precio del inmueble no podrá ser nunca superior a los 100.000 euros, y deberá estar ubicado en un municipio con menos de 5000 habitantes. Esto último tiene la finalidad de paliar la fuga demográfica de las zonas rurales.

Autor/a

REINICIA
Fecha de publicación: 31/07/2018